lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Bomberos aplaude públicamente el trabajo de la Policía Local en el incendio del parking del Orzán

Los vehículos calcinados permanecen en el aparcamiento a la espera de un trabajo de peritaje por parte de los seguros

La espectacular estampa que el humo procedente del aparcamiento subterráneo dejó a lo largo de todo el Paseo Marítimo se convirtió en el gran tema viral en la noche del viernes. El balance final de cuatro coches calcinados y varios más afectados en menor medida se queda corto respecto a las especulaciones en unos primeros minutos de incertidumbre, en los que la rápida intervención de todos los cuerpos fue determinante para evitar un impacto mucho mayor. 
 

Minutos antes de las nueve de la noche una densa humareda negra procedente del subterráneo encendió la luz de alarma. Poco más de una hora después, Bomberos dio por controlado y apagado el fuego, una celeridad que hubiera sido imposible sin la eficacia en la actuación de la Policía Local y su rapidez a la hora de cerrar todos los accesos (la humareda se extendió por todas las bocas de entrada y salida). En una comunicación oficial para informar sobre la actuación, el servicio de extinción de incendios hizo un guiño a sus compañeros. “Pudieron ser muchos más si no se hubiese actuado con tanta celeridad. La Policía Local se encargó de forma muy eficaz de cerrar los accesos al parking”, afirmó Bomberos en su nota. Además, recordó, no hubo heridos. 
 

Es precisamente el factor humano el mayor alivio y la noticia más positiva del balance, toda vez que en los primeros minutos el desconocimiento de la situación era tal que se especulaba con la posibilidad de que pudiera haber heridos o implicados directamente en el suceso.
 

Recuperación de vehículos

Los rostros de preocupación entre los curiosos revelaban claramente quiénes tenían su coche estacionado en el subterráneo. Las primeras informaciones, a cuentagotas, apuntaban a la plaza número 300 y la zona de Hacienda como punto central del incendio.
 

No fue hasta pasada la una de la madrugada cuando la Policía Local abrió el acceso y permitió retirar los vehículos, algunos con marcas de lo sucedido, pero sin daños materiales. A lo largo del día de ayer el aparcamiento funcionaba con cierta normalidad, aunque la zona permanece vallada para seguir con las investigaciones que aclaren la causa inicial del fuego. También queda por delante un largo trabajo de peritaje por parte de las aseguradoras.
 

La imagen seguía siendo impactante y sacada de decorado de película de guerra: cables colgando, oscuridad por los evidentes daños en el sistema eléctrico y los vehículos calcinados. También Bomberos se encargó de asegurar y comprobar la estructura de la zona cero. 
 

Por otra parte, la del parking del Orzán no fue la única actuación del cuerpo, que pasada la medianoche tuvo que acudir al viaducto de Alfonso Molina. 
 

Dos vehículos se desplazaron a sanear la zona, después de que varios trozos de hormigón cayeran sobre la calzada, sin producir daños personales ni materiales. Recientemente, un vecino de Elviña necesitó de asistencia médica debido a la caída de un cascote procedene de la zona.

Bomberos aplaude públicamente el trabajo de la Policía Local en el incendio del parking del Orzán

Te puede interesar