La bolsa de empleo de Mundos Digitales convirtió la ciudad en el segundo mayor mercado de Europa

Skydance Animation buscó trabajadores en A Coruña | patricia g. fraga

Más de 1.300 personas convirtieron la vigésima edición de Mundos Digitales no solamente en la más atractiva en cuanto al nivel y prestigio de sus ponentes, sino en algo más que un aprendizaje para la comunidad que se dio cita en Palexco. Buena parte de los que se inscribieron lo hicieron con las miras puestas en una bolsa de empleo que hizo de A Coruña una de las más grandes de Europa y el segundo mercado de oportunidades en el sector, solamente por detrás del FMX de Stuttgart, en Alemania.


Un total de 24 empresas, ocho de ellas internacionales, realizaron un proceso de reclutamiento que en el caso del sector digital avanza a un ritmo muy diferente al de la situación económica mundial: muchas empresas dicen no a proyectos por no disponer de la infraestructura humana necesaria. Se trata de jóvenes en constante aprendizaje, altamente cualificados, con las ideas claras y facilidad para los idiomas, fundamental en la deslocalización laboral que permite mayores incentivos económicos: las conferencias fueron casi íntegramente en inglés, al igual que todas las entrevistas laborales, a excepción de algunas en francés.

 


Emilio y Alicia, dos asiduos


Emilio Adanza y Alicia Gracia representan el perfil de asistente. Él, pontevedrés, modelador 3D y rigger, se encarga de poner los huesos a las animaciones virtuales. Ella, madrileña, artista en dos dimensiones y modeladora en tres. A sus 27 y 24 años respectivamente, la pareja se desplazó para disfrutar y sondear un mercado laboral tan abierto como exigente. “Tienes una presencialidad que te ayuda a saltarte algún paso, porque el proceso habitual es: un vídeo reel; si les gusta leen tu currículum y si les interesa pasas a una entrevista”, comenta Emilio, que se recorrió buena parte del recruitment o reclutamiento. “Al final, se trata de un tema internacional y el encuentro más importante de España”, añade.


Por su parte, Alicia saca una impresión positiva, más allá de hacia dónde se dirija profesionalmente. “Tomarte una caña con el supervisor de la animación el ‘Hellboy’ o ‘Star Trek', que te aconseje sobre salarios y preguntarle cosas como a un vecino...", subraya. Y es que la deslocalización es un factor fundamental en las oportunidades del mundo digital. Las categorías laborales están internacionalizadas, pero no tanto los salarios. "Existen las categorías Júnior, Mid y Sénior, y cada una depende la mochila de trabajo que lleves a las espaldas", explica.


Así, un pequeño estudio en España puede ofrecer el salario mínimo a un Júnior, mientras que un Sénior se sitúa alrededor de los 20.000 euros anuales. Sin problemas con el idioma y representantes de una generación y sector más global que nunca, lamentan el éxodo del talento patrio: “Tenemos a los mejores del mundo en Pixar o Marvel”. Ellos mismos, confiesan, barajan la opción de emigrar. 

 

Manuel Meijide: “es la empresa la que espera por la llamada

Manuel Meijide ya descansa después del fin de semana más intenso del año. El director de Mundos Digitales, no obstante, no oculta su satisfacción por lo que considera un trabajo bien hecho. “Fue la mejor de las veinte ediciones, en primer lugar por el reencuentro, pero también por el programa, la respuesta de la gente y las actividades que tuvimos”, apunta. Respecto a la bolsa de empleo y el perfil de los asistentes calcula que aproximadamente un 9 por ciento eran coruñeses. “La gran mayoría eran de fuera de Galicia y extranjeros, porque somos la segunda feria de empleo para el sector”, recuerda, a la vez que apela al caso de una decena de surcoreanos que arribaron a la ciudad. A la hora de valorar cómo es ese mercado laboral y la oferta y demanda, Manuel Meijide se refiere de esta forma a lo visto en Mundos Digitales: “Alumnos míos han venido a dar conferencias sobre ‘El Hobbit’, ‘Spiderman’ o Schrek. Es incalculable cuántas contrataciones se pueden haber hecho, pero hay que gente que se reúne con tres o cuatro empresas y es la persona la que decide. Es la empresa la que espera por la llamada del trabajador, porque vienen caninas de personal”. Es el caso de Technicolor, por ejemplo, que busca incorporar a unos 5.000 nuevos trabajadores.

La bolsa de empleo de Mundos Digitales convirtió la ciudad en el segundo mayor mercado de Europa

Te puede interesar