El Ayuntamiento de A Coruña contabiliza casi 80 edificios en ruinas

La zona del Orzán alberga varios edificios en estado ruinoso | Quintana

El Gobierno de Inés Rey se precia de haber impulsado la reactivación del sector de la construcción con la tramitación de cintos de licencias, tanto para la construcción de obra nueva como para la rehabilitación. Sin embargo, sigue siendo posible descubrir numerosos edificios en estado ruinoso o semirruinoso en el centro de la ciudad, sobre todo en el Orzán. La Concejalía de Urbanismo admite la existencia de 77 edificios catalogados como ruinas en todo el término municipal, un problema difícil de resolver.


El concejal del área, Francisco Díaz, señaló que el Ayuntamiento se ha sumado al plan Rexurbe de la Xunta, que consiste en adquirir este tipo de inmuebles para rehabilitarlos y luego ofrecerlos como vivienda pública a colectivos con problemas de acceso a la vivienda. Díaz señala que el equipo redactor ya está trabajando en el documento que debería estar cerrado en el último trimestre el año. Aun así, el propio concejal admite la dificultad del problema que se presenta.


“La realidad es que tenemos 77 edificios declarados como ruinas y casi mil edificios en un proceso de deficiencia o en trámite de ruinas”, declaró, al tiempo que defendía el trabajo “ingente” tanto a nivel administrativo como técnico y jurídico: “Los límites de la propiedad privada y los de la legislación son los que son y nosotros actuamos hasta donde podemos actuar: imponemos multas y se les requiere a los dueños arreglos, pero no depende de nosotros”.


De los 764 emitidos durante el 2021, 187 corresponden con el ámbito del Plan Especial de Rehabilitación y Reforma Interior de Cidade Vella y Pescadería (Pepri), lugar que comprende el Orzán.


13.000 viviendas vacías

Eso quiere decir que la mayoría de las licencias de obra nueva, pero Díaz niega las críticas. “No es incompatible la nueva obra con la rehabilitación”, señala, al tiempo que niega la cifra que circula de que en A Coruña existen 20.000 viviendas vacías. “Los estudios que se han hecho desde Emvsa (la empresa municipal de vivienda) nos hablan de 13.000”, recalca. Y recuerda que en cada junta de Gobierno se otorgan licencias de rehabilitación.


Sin embargo, el concejal de Urbanismo no cree posible dar solución al problema de la vivienda solo con la rehabilitación. “Y la solución no es ocupar el segundo b que está desocupado en la calle x del barrio y”, ironiza. Se trata de dar respuesta con la promoción de vivienda VPO (Vivienda de Protección Oficial) a los 3.000 demandantes de vivienda que Emvsa calcula en A Coruña.


Es por eso que el Ayuntamiento tiene como política no obstaculizar el proceso de las promociones periféricas, como O Portiño o Visma. En otros puntos, donde las ruinas se han convertido en un foco de problemas, como en el caso de O Castrillón, Urbanismo también actúa, aunque se trate de propiedades privadas. Allí, un descampado acoge algunas ruinas, habitadas por toxicómanos que se dedican al trapicheo y generan inseguridad. “Se han demolido todas menos una. Y estamos en ello. Nadie había hecho los que hemos hecho nosotros, que es notificar a los propietarios de las ruinas para que las derriben, para que limpien las parcelas, y la situación de O Castrilón no es la misma que la de hace ocho años”, señala el responsable del área.

El Ayuntamiento de A Coruña contabiliza casi 80 edificios en ruinas

Te puede interesar