El área supera los 12.000 casos activos tras una jornada con 900 infecciones

El área sanitaria de A Coruña y Cee sobrepasaba ayer la barrera de los 12.000 casos activos de coronavirus tras una jornada en la que se contabilizaron más de 900 nuevos contagios.


Superar ese hito supone doblar el mayor pico de contagios en activo de las anteriores olas, que estaba en el entorno de los 6.000, alcanzados a finales del mes de enero del pasado 2021.


Además, supone también un aumento de, aproximadamente, el 65% respecto al número de casos que se contabilizaban al finalizar el 2021, que no alcanzaban los 7.500.


Así, tras el nuevo incremento, el total de personas contagiadas actualmente con el virus, según la última actualización del Servizo Galego de Saúde (Sergas), es de 12.286, lo que suponen 482 más que el pasado sábado y 3.200 más que al comienzo de la pasada semana.


La subida se da en una jornada en la que se volvieron a superar los 900 nuevos contagios de coronavirus, acercándose al millar en solo 24 horas (991). El área coruñesa suma así doce días consecutivos con más de 600 nuevas infecciones al día, sobrepasando en siete de ellos las 900.


Pero, a pesar del importante número de nuevos contagios, el total de casos en activo no se disparó en la misma proporción debido a la considerable cifra de altas epidemiológicas notificadas en las últimas horas por las autoridades sanitarias. En concreto, fueron 509 las personas que terminaron su periodo de cuarentena tras haberse detectado su resultado positivo en las pruebas de detección.


Estas curaciones se corresponderían con contagios detectados durante la Nochebuena y los días que la rodean. Precisamente, la semana previa a la Navidad fue en la que se comenzaron a disparar los contagios diarios, con cifras que superaban los 400 al día, llegando a superar los 600.


Hospitalizaciones

Otro de los baremos de la pandemia que se ha visto incrementado en los últimos días es el número de personas hospitalizadas, que aumentaron en una veintena en una semana y se acercaron al centenar.

Y es que el Sergas comunicaba ayer que en el área de A Coruña y Cee el número de personas que están internadas en centros sanitarios a causa del virus actualmente ascendía ayer hasta las 99, ocho más que el sábado y 21 más que a comienzos de la pasada semana.


La mayoría de ellos están en planta, 86, mientras que trece presentan un cuadro sintomatológico más grave, motivo por el que permanecen en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Once de ellos están en el Chuac, mientras que los dos restantes se encuentran en el HM Modelo.


Los 86 pacientes restantes están en planta y se reparten por los hospitales del área sanitaria: 78 están ingresados en el Chuac, uno en el Virxe da Xunqueira de Cee, cuatro en planta del HM Modelo, uno en el Hospital San Rafael y los otros dos en el QuirónSalud. El paciente de San Rafael ingresó esta pasada semana (el Sergas lo comunicó el pasado día 6), haciendo que los cinco hospitales del área cuenten, al menos, un interno contagiado con coronavirus. Esta situación no se daba desde el pasado verano, en concreto desde la última semana de julio, la última vez, hasta ahora, que el San Rafael albergó un paciente covid.


Incidencia

La incidencia acumulada, tanto a catorce como a siete días, comenzó esta pasada semana a mostrar altibajos por toda la comarca coruñesa, y también por la brigantina.


Estos valores acumulados, que muestran los casos de covid-19 por cada 100.000 habitantes a una semana y a dos semanas vista, rompieron esta semana la tendencia al alza que mantenían desde el pasado mes de noviembre. A pesar de no ser bajadas drásticas, sí que dejarían entrever que el pico de contagios de la actual ola no está muy lejano.


En el caso de la ciudad coruñesa, este cambio se certificó el pasado sábado, cuando la incidencia acumulada a siete y catorce días bajaron, de manera simultánea, por primera vez desde noviembre. El dato a siete días también cayó un par de días antes, en concreto el 6 de enero.


Un caso inusual: un docente coruñés recibió las tres dosis de la vacuna de farmacéuticas diferentes

La pandemia ha dejado muchas notas curiosas. Una anécdota más que sumar al libro es la de Camilo, un docente de un centro educativo coruñés que, por casualidades de la vida, recibió las tres dosis de la vacuna contra el covid-19 distintas.


El profesor explica que, como miembro del sistema educativo, la primera dosis la tenía asignada y le tocó la de Astrazeneca. Cuando llegó el momento de la segunda, “fue el momento de aquella polémica”, en la que se permitió a los de Astrazeneca recibir como segunda dosis la de Pfizer o repetir la anterior, aunque las dosis escaseaban. “Me fío de los especialistas”, explica el docente, que eligió Pfizer, porque era más sencillo acabar con aquel trámite, ya que para la de Astrazeneca tendría que esperar más. Cuando llegó la de refuerzo, le tocó Moderna. Tanto él como el sanitario que le atendió bromearon al respecto “el médico me decía, bueno te ha tocado el premio”, asegura entre risas.


“No tenía ninguna preocupación” explica el profesor, que añade que tampoco tenía “miedo, ni dudas”, ya que asegura que confía en el trabajo de los especialistas sanitarios.


La única que le dio algún tipo de reacción, señala, fue la primera, “unas décimas”, pero nada más con el resto.

El área supera los 12.000 casos activos tras una jornada con 900 infecciones

Te puede interesar