La plantilla de Alu Ibérica desconfía de la oferta de acuerdo Alcoa y exige que retome la planta

Los trabajadores de Alu Ibérica, durante la protesta | patricia g. fraga

Una vez más, los trabajadores de Alu Ibérica, se echaron a la calle, cortando parte de la carretera de Arteixo, justo por delante de la fábrica de aluminios. El tiempo se les acaba: la fecha límite para el ERTE es el nueve de mayo, y justo en este momento, su antigua propietaria, la multinacional americana Alcoa, ha hecho público un comunicado en el que afirma que busca “un acuerdo global” que solvente los procedimientos legales en los que se ha visto envuelta por la venta de su planta coruñesa y la de Avilés. El presidente del comité de empresa de A Coruña, Juan Carlos Corbacho, desconfía: ““Que se sienten con los trabajadores y hagan una propuesta para la planta”.


No hay que olvidar que Alcoa afronta responsabilidades legales por la venta de sus plantas a Parter Capital, al que avaló como un comprador serio con un plan industrial. Aquello ocurrió hace tres años, pero Corbacho lo recuerda vivamente. “Estuvimos discutiendo tres días por un párrafo porque querían que nosotros, como comité, certificásemos que Parter era serio y riguroso y que tenía capacidad suficiente para llevar a cabo ese plan industrial”. Nunca lo aceptaron. “Como comité, no teníamos capacidad para saber eso”, sentencia Corbacho. Sin embargo, el Ministerio de Industria sí respaldó esa operación.


Parter resultó no ser de confianza, porque vendió poco después las plantas a Grupo Riesgo, que acabó siendo objeto de una operación policial cuando se descubrió que estaba despatrimonializando la empresa, sin llegar a reactivar en ningún momento la producción de aluminio. Ahora Alcoa reconoce que “las acciones de los posteriores propietarios han tenido un impacto negativo en los exempleados de Alcoa que permanecen en las plantas”


“Transacción muy razonable”

Para los trabajadores, que se manifestaban por una solución política, la multinacional americana trata de librarse del proceso judicial en el que esta inmersa. En su comunicado señalan: “Alcoa propone una transacción global muy razonable que permita una pronta solución a los distintos procesos judiciales surgidos como consecuencia de las actuaciones de los propietarios posteriores”.


“Son sus actuaciones (las de Parter Capital y Grupo Riesgo) las que han creado la situación perjudicial, que afrontan Alcoa y sus ex empleados que permanecen en las plantas. Si no se logra un acuerdo, la Compañía cree firmemente que su recurso actual ante el Tribunal Supremo debería prosperar”, subrayan en el texto. Corbacho desconfía: “Lo que no buscan es la liquidación por cualquier vía, y que a ellos los apartemos de cualquier reclamación judicial”.


Ahora se encuentran en el Supremo, y si su recurso no prospera, a Alcoa le quedan pocas salidas. Para el representante de los trabajadores, se lo merece: ”Quien avaló a Parter era Alcoa. A nosotros nos parece muy bien que quiera hablar pero recuerdo que estamos en un concurso por aquellos hechos, que se han quedado con 20 millones de euros del plan de inversión que no han ejecutado. Que se hagan cargo de las plantas con una propuesta en firme al administrador concursal y sentarse con los trabajadores, y no imponer su criterio para que la blanqueemos judicialmente”.

La plantilla de Alu Ibérica desconfía de la oferta de acuerdo Alcoa y exige que retome la planta

Te puede interesar