Salvador Illa, nuevo líder del PSC para conquistar la Generalitat

El primer secretario del PSC, Salvador Illa, en el Congreso Extraordinario del PSC/EP
|

El Congreso Extraordinario del PSC ha ratificado como primer secretario a Salvador Illa, que ha diseñado una ejecutiva con 54 personas y cinco viceprimeros secretarios con el objetivo de gobernar la Generalitat.


Illa ha tomado las riendas del partido recogiendo el testigo del ahora ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, en un cónclave sin sobresaltos, con un PSC cohesionado en torno a su liderazgo y con el lema 'Governar Catalunya. Som-hi' ('Gobernar Catalunya. Vamos').


El nuevo líder del PSC, que fue proclamado al grito de 'president' este sábado, ya lideraba el grupo socialista en el Parlament desde las pasadas elecciones catalanas de febrero, en las que fue candidato y ganó los comicios, después de que Iceta renunciara a ser candidato para que lo fuera el entonces ministro de Sanidad.


El nuevo líder del PSC se presentó a los comicios bajo lo que se bautizó como 'efecto Illa', que consiguió su objetivo y los socialistas se convirtieron en la primera fuerza política en Cataluña 18 años después, aunque empatando a escaños con ERC.


Pese a la victoria en las urnas, la aritmética parlamentaria propició la investidura del republicano Pere Aragonès, con los votos de los diputados independentistas --los de ERC, los de la CUP y los de Junts, con los que gobiernan la Generalitat-- e Illa se convirtió en el jefe de la oposición.


La sustitución de Iceta por Illa al frente de la candidatura llegó por sorpresa un mes antes de la campaña cuando Illa lideraba el Ministerio de Sanidad y la gestión de la pandemia de Covid-19, que llegó a España poco después de acceder él al cargo y que le dio visibilidad entre la ciudadanía.


El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que también ha arropado al nuevo primer secretario en la clausura del Congreso Extraordinario del PSC este domingo, auspició el 'efecto Illa', y ya defendió en la campaña electoral que Cataluña no necesita a un candidato socialista, sino a un presidente.


'GOVERN' ALTERNATIVO

La victoria del PSC de Illa supuso la vuelta de los socialistas a la cabeza de la política catalana, y su candidato se convirtió en el jefe de la oposición en el Parlament, cuya actividad ha organizado en torno a un 'Govern alternativo' al de Aragonès.


Ya desde la campaña electoral y también como jefe de la oposición, Illa ha exhibido un perfil dialogante y conciliador, apostando por ofrecer acuerdos y pactos al Govern en ámbitos como la pandemia y la crisis que ha generado.


Durante el presente mandato, el líder socialista ha tendido la mano al presidente de la Generalitat para reconstruir consensos y para superar la crisis provocada por la pandemia, como por ejemplo con su oferta a negociar las cuentas para diseñar unos presupuestos que contaran con un amplio respaldo parlamentario.


Pese a la buena sintonía escenificada en lo personal entre Aragonès e Illa, el presidente de la Generalitat ha rechazado la oferta del socialistas por entender que sus proyectos están demasiado alejados, aunque sí ha solicitado su apoyo en otros asuntos como la defensa del modelo de inmersión lingüística, con el que Illa ha pedido no hacer partidismo.


Illa, que llegó al Ministerio de Sanidad desde la Secretaría de Organización del PSC, fue alcalde de La Roca del Vallès (Barcelona), y es licenciado en Filosofía por la Universidad de Barcelona (1989) y MBA en el IESE Business School de la Universidad de Navarra (1993). 

Salvador Illa, nuevo líder del PSC para conquistar la Generalitat