El Celta confía en la vuelta de Aspas para volver a ganar en Balaidos

El delantero del Mallorca, Ángel Rodríguez (d), disputa el balón ante ghanés del Celta, Joseph Aidoo, durante el duelo ante el cuadro balear | efe
|

El Celta confía en el regreso de Iago Aspas para reencontrarse con la victoria en Balaídos, frente a un Espanyol que parece el rival idóneo para que el celtismo celebre una victoria 81 días después porque es el segundo peor visitante de la categoría con tres empates y cinco derrotas en ocho encuentros.

Las luces de emergencia todavía no se han encendido en Balaídos, pero la delicada situación clasificatoria del equipo, con sólo cuatro puntos de ventaja sobre el descenso, y el exigente mes de enero que se avecina urge una reacción de los de Coudet, que en su estadio sólo derrotaron al Granada el pasado 27 de septiembre.

El técnico argentino recupera para el último partido del año a su goleador Iago Aspas y al capitán Hugo Mallo, que forzará su regreso después de que el otro lateral derecho de la plantilla, Kevin Vázquez, se lesionara en Andorra.

Ambos formarán de inicio en un once al que regresarán muchos de los titulares que descansaron en la Copa del Rey, pues Coudet sólo tiene una duda en el centro del campo: dotarlo de músculo con Tapia y Beltrán o apostar por la creatividad de Denis Suárez pese a su desgaste copero.

El Espanyol se propone alargar su buena dinámica en LaLiga Santander y acercarse a la zona europea de la clasificación después de eliminar, no sin suspense, al Palencia Cristo Atlético en la segunda ronda de la Copa del Rey (1-2).

Para acercarse a la parte noble de la tabla, los catalanes deberán subsanar una de sus asignaturas pendientes más claras: el rendimiento fuera de casa. El Espanyol es el segundo peor visitante de Primera con tres puntos, solo por detrás del Levante, el colista.

A favor del conjunto periquito juega el mal momento del Celta en su estadio. De hecho, el cuadro local, pese a ser decimocuarto en la clasificación, es el peor equipo en su casa de LaLiga con cinco puntos en su casillero, los mismos que el Cádiz, en puestos de descenso.

De todos modos, el balance entre los dos conjuntos en Balaídos es claramente favorable al anfitrión. El Espanyol no ha ganado en sus últimas ocho visitas en LaLiga al feudo gallego, con cinco empates y tres derrotas. El último triunfo periquito se produjo en la jornada 22 de la temporada 2006-07 (0-2, Luis García y Pandiani).

El entrenador blanquiazul, Vicente Moreno, no dará la lista de convocados para este compromiso liguero hasta después del entrenamiento en el RCDE Stadium, a última hora de la tarde. De todos modos, futbolistas como Óscar Gil y David López son baja por lesión.

Por otra parte, el nombre del delantero Raúl de Tomás vuelve a estar sobre la mesa. El máximo realizador del Espanyol, con ocho goles, ya sabe lo que es marcar al Celta. Lo hizo a lo grande: en su único enfrentamiento con los gallegos, en la 2018-19 como jugador del Rayo, firmó un triplete en el triunfo madrileño (4-2).

El Celta confía en la vuelta de Aspas para volver a ganar en Balaidos