París y Berlín, firmes ante Rusia por el actual conflicto en Ucrania

Baerbock y Le Drian comparecieron juntos ayer en París | EFE
|

Los jefes de la diplomacia de Francia y Alemania mostraron ayer una posición de firmeza ante Rusia por el conflicto en el este de Ucrania, con una advertencia a Moscú de la nueva ministra de Exteriores de la coalición del canciller Olaf Scholz.


Annalena Baerbock subrayó en París, en una comparecencia conjunta con Jean-Yves Le Drian en su primer desplazamiento al extranjero, que quieren “una solución diplomática” pero que al mismo tiempo “la integridad territorial y la soberanía de Ucrania no son negociables para nosotros”.


“Rusia pagaría un alto precio económico pero también político” si hubiera nuevas “violaciones” de la soberanía de Ucrania, previno la ministra alemana.


En una línea paralela, Le Drian saludó la distensión que parece derivarse de la vídeoconferencia del martes entre los presidentes estadounidense, Joe Biden, y ruso, Vladimir Putin centrada en las especulaciones sobre la concentración de tropas rusas en la frontera con Ucrania, e insistió en que “hay que favorecer la desescalada”. Pero a continuación puntualizó que eso hay que hacerlo “sin ingenuidad” y sobre la base de la unidad de los socios de la Unión Europea.


Voluntad común

El ministro francés afirmó que la voluntad común de París y Berlín es organizar “en cuanto sea posible” una reunión ministerial en el llamado formato de Normandía (Rusia, Ucrania, Francia y Alemania) sobre la base de los acuerdos de Minsk, suscritos en 2014 para poner fin a la guerra en los territorios separatistas al este de Ucrania.


Ucrania será uno de los asuntos que abordarán hoy en París el presidente francés, Emmanuel Macron, con Scholz en el que será su primer viaje al extranjero desde su nombramiento como canciller esta misma semana.


Más allá de esta cuestión, Le Drian y Baerbock reafirmaron la relación especial entre sus dos países, sobre la que el primero dijo que “no hay equivalente” y que es “esencial, por no decir vital para nuestros dos pueblos”.


Su homóloga confirmó que “Alemania no tiene amigo más estrecho que Francia” e hizo hincapié en que el motor franco-alemán es fundamental para la Unión Europea. Añadió que juntos van a trabajar para “una Europa fuerte y soberana”, objetivo por el que ambos dejaron claro que continuarán trabajando. 

París y Berlín, firmes ante Rusia por el actual conflicto en Ucrania