Las cartas boca arriba

|

Como esto es un balcón debíamos recibir el correo por medio de gaviotas: pero esas aves han perdido la guerra frente a internet y las redes sociales sin olvidar la barra del bar o la sauna. Pero correo hay y es hora de ir contestando. A ello vamos: se pregunta un lector por qué la Xunta quiere mantener ENCE en la ría de Pontevedra a pesar de la sentencia de la Audiencia Nacional que dice que tiene que irse…

Sobre el tema recuerdo el comentario que hacía el personal en kilómetros a la redonda: cheira que fede. Y ahora la pregunta deja también una reflexión ¿Algo huele mal detrás y alrededor de este asunto?

Nadie confunde la gimnasia con la magnesia pero el polideportivo municipal de San Diego en alguno de los cursillos confunden la gimnasia con el rock and roll y los cursillos se imparten a gritos. Algo raro cuando a veces si se elevaba el tono en la sauna por discrepar de un penalty en Riazor, la peña era amonestada. Ya hay quejas por el griterío y no conviene enfadar al personal en vísperas de la renovación del contrato. Eso dicen algunos de los clientes cabreados…

Cabreo de los simpatizantes de Anguita –llamado también el “Califa Rojo”– por unas declaraciones de una portavoz de Vox asegurando que hoy Anguita estría en su partido. Han caído críticas como adoquines y se llena la sección de “cartas al director” reprendiendo esas declaraciones.

Rajoy con su libro para adultos sigue con lo suyo: todo es mentira salvo algunas cosas. Esas cosas ¿eran algunas?, se refieren sin duda a los sobornos, las cloacas policiales durante su mandato, los casos de corrupción que vuelve a estar de actualidad. Dicen los que saben que Rajoy quería ajustar cuentas con quienes no le fueron fieles y que ahora, desde la barrera, van haciendo el relato. Hay comentarios, charletas y cartas donde con humor le critican por no firmar el libro como M punto Rajoy….

Ante la situación: nuevos juicios, más pruebas, el equipo de Casado se dedica a mirar para otro lado alegando que ellos no tienen conocimiento de lo pasado, una pasada pues sus biografías –hay testimonios por escrito y la maldita hemeroteca – de donde estaba cada uno. Por poner un ejemplo: Casado con Aznar y Rajoy en puestos de primera fila y siempre cerca de lo que se cocía en Génova. Y por mucho que lo intenten, eso sigue cheirando…

Las cartas boca arriba