Abanca empieza a negociar la integración de empleados de Bankoa y Novo Banco

Oficina de Abanca, en una imagen de archivo/AEC
|

Abanca ha iniciado esta semana el proceso de negociación con los sindicatos para buscar fórmulas que permitan "minimizar" el impacto en el volumen de empleo del proceso de reestructuración tras absorber Bankoa y ante la "inminente" incorporación de la plantilla de Novo Banco.


Según informan los sindicatos, la dirección del banco les ha comunicado la "necesidad de realizar un proceso de reestructuración" por razones "productivas y organizativas"; las primeras serán detalladas la próxima semana.


En cuanto a las segundas y "causa principal", las organizativas, se deben al "solapamiento que se produce en la red como por la duplicidad de los servicios centrales que provocan un excedente de plantilla".


De ahí que, detallan los sindicatos, sobre este excedente de plantilla -de unas 370 personas- las medidas a aplicar serán "siempre bajo el principio de voluntariedad" y la afectación principal serán los trabajadores de mayor edad; después se contempla la movilidad geográfica.


"La finalidad es que el personal se adecue a las condiciones generales de Abanca, siempre dentro del ámbito del Convenio Colectivo de Ahorro", añaden.


En la primera reunión de este proceso, celebrada este jueves con todas las representaciones sindicales de ambas entidades, se ha conformado la mesa de negociación con un máximo de 13 miembros, la mayoría de CCOO y UGT.


La próxima reunión será el 24 de noviembre y está previsto que se aborden en detalle las medidas planteadas.


El pasado abril, Abanca cerró con el banco portugués Novo Banco S.A. la compraventa de su red en España, por lo que la entidad con sede en Galicia supera los 100.000 millones de volumen de negocio e incrementa su posicionamiento a nivel nacional, sobre todo en Madrid.


Novo Banco España aporta un volumen de negocio de 4.287 millones, dispone de 10 oficinas situadas en entornos urbanos con especialidad en banca personal, privada, de empresas, corporativa e institucional, y cuenta con una plantilla formada por 172 empleados y una red de 102 agentes financieros especializados.


Esta compra es la sexta operación corporativa de Abanca desde 2014, cuando integró el Banco Etcheverría; en 2017 compró Popular Servicios Financieros; en 2018, adquirió Deutsche Bank PCB y Banco Caixa Geral, y en 2020, compró Bankoa, cuyo proceso de integración ha finalizado ya con la migración tecnológica y la implantación de la marca.

Abanca empieza a negociar la integración de empleados de Bankoa y Novo Banco