El mercado de Monte Alto no se trasladará hasta que pase la Navidad debido a un retraso en los trámites

Vista de varios puestos del mercado de Monte Alto | pedro puig
|

Existen proyectos que parecen condenados a estirar los plazos, y un ejemplo de ello es el mercado de Monte Alto. Los placeros llevan mucho tiempo esperando su traslado a un emplazamiento provisional situado en la plaza de Indalecio Prieto mientras se renueva completamente. La concejala de Mercados, Diana Cabanas, reconoció que todavía no se ha adjudicado el traslado, pero que, teniendo en cuenta la cercanía de la Navidad, “aunque se adjudicase ahora mismo no procederíamos al traslado hasta después de Reyes”.


De esa manera, el Ayuntamiento quiere evitar estropear la campaña de ventas navideña a los placeros. “Está al caer, pero, insisto: no vamos a entorpecer su actividad diaria y menos, en temporada alta”, explicó la edil, que comentó sobre la demora que “a veces, las licitaciones públicas se retrasan un poquito”.


De hecho, la fecha de traslado nunca se había concretado, y se pensaba que podía ser cualquiera entre octubre y enero aunque los interesados aseguran que primero se fijó junio y luego septiembre. Finalmente, parece que los placeros no se tomarán las uvas en la estructura provisional que se va a levantar en la plaza de Indalecio Prieto, así que el retraso es notable. “En cuanto acabe la licitación y se adjudique, la empresa construirá la estructura provisional, y procederemos con los traslados”, prometió Cabanas.


“Inminente”

La edil quiso mostrar empatía hacia los placeros que están preocupados por los efectos que tendrá el traslado en su negocio: “Entiendo que haya preocupación, es normal. Se ven en una situación de temporalidad, con un traslado casi inminente”. Esta situación de inseguridad se ve aumentada por la falta de una fecha exacta para el traslado.


Algunos han decidido dejar su puesto y buscar un local en las inmediaciones, antes de trasladarse a Indalecio Prieto y arriesgarse a perder la clientela. Otros alegan que no pueden hacer pedidos de mercancía si no saben cuándo se hará el traslado a lo que denominan “carpa”. “Eso es lo que es, y a algunos les preocupa cómo le afectará el mal tiempo”, advierte uno.


Para tratar de paliar esas dudas, la Concejalía de Mercados tiene pensado realizar unos grupos de trabajo con representantes de cada sector e incluso con los placeros temporales, para informarles paso a paso de todo lo que está surgiendo. Sin embargo, los placeros consultados se quejan de la falta de novedades. “Nos mandaron una circular en agosto de que en septiembre nos reuniríamos con los técnicos de mercados y seguimos esperando”, comentan. En una situación como esta, es inevitable que surjan rumores, y algunos ya apuntan que no se trasladarán hasta marzo. “Lo que nos parece una tomadura de pelo”, señala uno de los quince placeros que todavía subsisten.


Un proyecto demorado

En mayo, la Junta de Gobierno Local autorizaba la licitación de la reforma del mercado, la plaza y la escuela infantil de Monte Alto, avanzando en la realización de un proyecto que se remonta a la época de Carlos Negreira, y que la Marea Atlántica rehizo por considerar que no era lo suficientemente ambiciosa. Finalmente, se fijó un presupuesto de 3,7 millones de euros.


Una vez esté terminada la plaza del mercado de Monte Alto se extenderá en una cota cero en todas las direcciones hacia las calles perimetrales. Se tratará de un mercado abierto, en contraposición al actual, cerrado, con acceso directo a la avenida de Hércules.


En primer lugar se construirá la nueva escuela infantil, que se encontrará en la esquina opuesta a la actual, en la confluencia de la avenida de Hércules con la calle del Cuento. Mientras se hacen estos trabajos, el centro podrá seguir en funcionamiento y una vez terminado, se hará el traslado.

El mercado de Monte Alto no se trasladará hasta que pase la Navidad debido a un retraso en los trámites