España enfila el Mundial

Sarabia, en la imagen celebrando el 0-1, fue el autor del tanto de penalti después de las últimas ‘tandas’ desafortunadas para la selección; ayer no falló | efe / GEORGIA PANAGOPOULOU
|

Grecia 0-1 España


España, con poco fútbol pero mucho pragmatismo, venció en Atenas y allanó su clasificación para el Mundial. La derrota de Suecia en Georgia hace que la roja tenga un punto de ventaja sobre los escandinavos, como líderes de grupo, con lo que el empate ante los nórdicos este domingo dará la clasificación matemática para el Mundial de Catar y el liderato a los españoles.


El partido empezó con una llegada de Grecia, con un disparo sobre la portería de Unai Simón que finalizaba en gol, anulado por el VAR, el monólogo de España se hizo constante, encontrando profundidad con los laterales y buscando el área del equipo heleno. La posesión era española, pero los griegos intentaban aprovechar sus ocasiones, eso sí, desde ‘la cueva’, buscando el contraataque.


El panorama cambió a los 26 minutos. A la salida de un córner el colegiado polaco señalaba la pena máxima. Sarabia anotaba de penalti el 0-1, festejándolo con rabia, porque sabedores de la derrota sueca, los españoles tenían en su mano medio billete para el Mundial de Catar a falta del último partido.


Los de Luis Enrique, a los que no se les puede negar el esfuerzo, siguieron con su criterio de atacar por los costados, eso sí, con los delanteros a pierna cambiada y en ocasiones buscando entrar por zonas más interiores.


Con Koke aportando jerarquía en el medio del campo y De Tomás ofreciéndose y apareciendo constantemente, el equipo nacional mantenía el equilibrio de juego interior y exterior. No obstante, a raiz de fallos anteriores, no se debía fiar la Roja a pesar de que los griegos no las tenían todas consigo desde el inicio, ni tan si quiera en la grada. El ‘infierno griego’ no fue tal, de hecho por momentos no parecía que se estuviese jugando con una afición tan caliente como la helena.


Morata estuvo a punto de poner el 0-2 superada la media hora y España quiso más, pero se llegó al descanso con la victoria por la mínima.


Tras el descanso Grecia cambió a sus dos delanteros buscando más frescura y consiguió meter el miedo al equipo español. Luis Enrique hizo lo propio y minutos después, tras un inicio muy malo del segundo periodo, también buscó oxígeno con la entrada de Rodrigo y Dani Olmo.


España no mejoró y el seleccionador quiso asegurar el partido y reforzó de nuevo el medio del campo dando entrada a Busquets para mantener tres jugadores en la zona ancha. De esta manera se encaró el final del partido, con un par de ocasiones de Rodrigo que no se concretaron. Tampoco concretó Grecia, acabando el choque con el 0-1.

España enfila el Mundial