Los vecinos de Os Mallos denuncian nuevos robos en varias viviendas del barrio

Calle peatonal de Ángel Senra, donde tuvieron lugar los robos en viviendas | javier alborés
|

La situación en Os Mallos no se tranquiliza. Los vecinos denuncian varios robos en viviendas del entorno de la calle de Ángel Senra en los últimos días, además de un intento de acceder a un establecimiento comercial la semana pasada.

El ambiente en el barrio parecía haber mejorado en las últimas semanas. Algunos residentes aseguraban antes de conocer estos hechos que “se comentaba que estábamos mucho mejor”, pero otros consideran que “esto se va de las manos como no pongan freno”.

Una representante de la plataforma relata que hace diez días se realizó un sondeo en el que tanto comercios como particulares coincidían en que el barrio estaba más calmado. “La seguridad cero no existe, pero no estamos como antes”, añade. Hace tan solo cuatro días que doscientos vecinos tomaron la plaza de María Pita para protestar por la falta de seguridad, pocos días después de que un pleno extraordinario del Ayuntamiento, promovido por el PP, rechazase la recuperación de la policía de barrio en la ciudad por el aumento de la criminalidad. El manifiesto leído por un representante de Os Mallos Unidos demandó un mayor aumento de presencia policial en las calles, así como la convocatoria pública de oposiciones para plazas de policía.



Limpieza e iluminación


La concentración contó con el apoyo de otras zonas de la ciudad, como entidades vecinales y comerciales de Os Rosales, A Falperra, Ciudad Vieja, Visma, Orzán, A Gaiteira, Matogrande y Elviña segunda fase. Eso sí, la seguridad no es el único problema en las calles de Os Mallos. “En lo relacionado con la limpieza y la iluminación, todo sigue siendo horroroso”, afirma una vecina, que también se refirió al trapicheo de drogas en la ronda de Outeiro.

“Ahora fuera de los locutorios no se ve a gente pasando droga, pero no porque no haya, sino porque dicen que entran en el portal y realizan el trapicheo en el interior”.

Esta misma vecina teme que, con el paso de las semanas, los agentes de policía se olviden del barrio. “Si ahora hay más problemas en zonas como O Castrillón, tenemos miedo de que la vigilancia se concentre allí y que vuelvan para aquí las oleadas de incidentes”, concluye.


Los vecinos de Os Mallos denuncian nuevos robos en varias viviendas del barrio