Los hijos del baby boom nos hacen la puñeta

José Luis Escrivá | EFE/ Kiko Huesca
|

El Gobierno no se cansa de sacar pecho. En esta ocasión es por el dato de que durante el mes de octubre, por primera vez en la historia se ha creado empleo. La verdad es que la cifra es irrisoria, pero ahí está para que el Ejecutivo presuma de buena gestión. Eso sí, calla y pretende ocultar que España es el país de la UE con mayor tasa de desempleo. Y, con este panorama, pues es evidente de que lo de las pensiones se acaba. Además, como si no fuera suficiente, están los hijos del baby boom dispuestos a comenzar a jubilarse (les toca el próximo año) y, evidentemente, se trata de un gran número de personas, con salarios elevados mientras que las cotizaciones de los jóvenes, con sueldos precarios, no dan para cubrir el esfuerzo económico que tiene que asumir la Seguridad Social. La solución, pues que todo el mundo pague más. Escrivá cree que 140 euros anuales, a repartir entre trabajador y empresario, sería suficiente. El problema es que si los sueldos ya son precarios y las empresas están asfixiadas ¿cuántos puestos de trabajo nos va a costar esta nueva idea del ministro de Seguridad Social?

Los hijos del baby boom nos hacen la puñeta