El San Sebastián de los Reyes, de intocable en casa a inoperante fuera

El equipo que dirige el técnico Marcos Jiménez sufre mucho cuando abandona el estadio Matapiñonera | @Fenn_mc/ud sanse
|

El Deportivo debe tomarse la visita del San Sebastián de los Reyes del próximo sábado como un aliciente para poner freno a la ‘mini crisis’ en la que se encuentra inmerso el conjunto coruñés y retomar la impecable trayectoria que protagonizó en las cuatro primeras jornadas del curso 2021-22.

Es cierto que el próximo adversario de los blanquiazules afronta el duelo de Riazor tras dar caza al cuadro de Borja Jiménez en la tabla el pasado fin de semana y que hasta ahora se ha mostrado intratable en su campo. Pero el enfrentamiento del sábado no tendrá lugar en el estadio Matapiñonera, sino en tierras herculinas y el Sanse baja muchos enteros cuando le toca hacer las maletas.


1 punto de 9 fuera


Mientras la escuadra que dirige el técnico Marcos Jiménez es una pesadilla para los contrarios en los encuentros que disputa como local —lleva un pleno de triunfos en los cuatro partidos que ha jugado en su feudo, de hierba artificial—, es una bicoca a domicilio, ya que solo ha sido capaz de sumar un punto de los nueve que ha disputado.

Un empate y dos derrotas es el balance de los franjirrojos lejos de su campo, a pesar de que hasta el momento tampoco han tenido desplazamientos tan complicados, ya que salvo la visita a Las Gaunas, donde se enfrentaron a uno de los presumibles aspirantes al ascenso —la UD Logroñés—, las otras dos salidas fueron ante rivales clasificados en la parte baja de la liga, Real Valladolid Promesas y CF Talavera de la Reina.

El campo castellano-manchego fue el primero que visitaron los matapiñoneras. El Municipal El Prado se les atragantó (2-0). Si bien, los franquirrojos jugaron con un futbolista menos desde el minuto 37 por la expulsión de Fomeyem y precisamente el primero de los dos tantos lo encajaron en el 39, mientras que el segundo cayó a cuatro del final.

Dos semanas después, el equipo de Marcos Jiménez jugó en los Anexos del José Zorrilla y parecía que sumaría su primer triunfo a domicilio de la temporada. Los madrileños mandaban por 0-2 a los 58 minutos del duelo. Pero Slavy, en el 63’, y Dalisson, diez minutos después, establecieron las tablas. Marcador que ya no se movería, a pesar de que el conjunto local se quedó con diez jugadores en el 80, debido a la cartulina roja que vio el central nigeriano Erimuya.

El pasado 2 de octubre, el Sanse efectuó su tercer y último desplazamiento hasta el momento. Y, como en los dos anteriores, sumó un nuevo tropiezo. En esta ocasión, la segunda derrota de los franjirrojos, que perdieron 1-0 ante la UD Logroñés en Las Gaunas.

Iker Guarrotxena firmó el gol del triunfo riojano a los 25 minutos. El delantero bilbaíno aprovechó un gran pase en profundidad del hispano-belga Jonathan Dubasin para encarar al portero Miguel Bañuz y superarle con un un remate ajustado al palo largo.

Cinco goles han encajado los madrileños lejos de su estadio y han sido incapaces de mantener su portería a cero. Por el contrario, no consiguieron ver puerta en dos de sus tres salidas y marcaron dos dianas en su único empate a domicilio.

El Depor tiene la oportunidad de alargar a cuatro partidos la racha del Sanse sin ganar como visitante. 

El San Sebastián de los Reyes, de intocable en casa a inoperante fuera