El área sanitaria acumula la mitad de los nuevos contagios de Galicia

|

La mitad de los nuevos contagios de la comunidad corresponden al Área Sanitaria de A Coruña-Cee. Es decir, acumula siete de los catorce computados en Galicia. Además, teniendo en cuenta que se dieron solo seis altas, las infecciones activas aumentan en una y se sitúan en las 157.


En cuanto a la situación hospitalaria, empeora en números respecto a la anterior actualización del Servizo Galego de Saúde (Sergas) con 19 ingresados (+2), aunque sin cambios en las UCI (3). En concreto, en el Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac) se encuentran 18 afectados (tres en críticos y 15 en camas convencionales) y a otro lo atienden en el HM Modelo-Belén.


La incidencia acumulada a dos semanas en la ciudad es inferior a 25 tras confirmar 58 infecciones de covid en catorce días, mientras que a una semana no alcanza los 10 casos por cada 100.000 habitantes al detectar solo 24.


Los ayuntamientos del entornos o no computaron ningún caso en los últimos siete días o confirmaron menos de diez, a excepción de Cambre, si bien en este caso el ascenso en el número de infectados está vinculado a los registrados en la Residencia de Bribes. Este centro, según informaron desde Política Social de la Xunta, cuenta con once usuarios diagnosticados de covid-19, cuando hace solo . En todo el municipio se detectaron doce en la última semana y 17 en catorce días, de acuerdo con la información que aporta el Sergas.


En relación con esta residencia, UGT denunció que los usuarios están “desamparados” tras contagiarse “diez ancianos y doce empleados” y después de que Servizos Públicos A Coruña de este sindicato se pusiera en contacto con la empresa para solicitarle que “dispusiera medios humanos”, a lo que respondieron con la contratación de “una sola persona que solo puede reforzar el turno de día”, indican desde UGT.


El sindicato trasladó esta “grave situación” a la Inspección de Centros, Dirección Xeral de Política Social e Inspección de Traballo, a los que advirtió de que

“cuenta con cuarenta residentes que en estos momentos son atendidos por tres gerocultoras en turnos de doce horas diurnas y una sola gerocultora durante doce horas en turno de noche, teniendo que atender a los enfermos de covid, así como al resto de usuarios” lo que, lamenta, “provoca que no puedan realizar descansos, que tengan una gran carga de trabajo y que se encuentren al límite de sus fuerzas”, resumió UGT.


“Todo indica que parece que volvemos a marzo 2019 cuando todo esto nos cogió por sorpresa”, critica el sindicato, que cuestiona la nula respuesta de la Xunta.


Desde Política Social destacaron que este centro coruñés “cumple los protocolos y la situación sanitaria no reviste gravedad en estos momentos”.

El área sanitaria acumula la mitad de los nuevos contagios de Galicia