Nobel de la Paz para la periodista filipina Maria Ressa y el ruso Dmitry Muratov

|

La periodista filipina María Ressa y el ruso Dmitry Muratov recibirán el Premio Nobel de la Paz 2021 por su lucha valiente por los derechos humanos en Filipinas y Rusia, anunció este viernes el Comité Nobel noruego, con sede en Oslo.


El de la Paz es el quinto de los galardones anunciados hasta ahora, después de los de Medicina, Física, Química y Literatura, y sucede al otorgado en 2020 al Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas. 


Maria Ressa

La periodista filipina dijo este viernes que se va a ganar "la batalla de los hechos y la verdad" y denunció que vivimos en un mundo donde "los hechos son debatibles" por lo que "el periodismo se ha convertido en activismo".


"Es un reconocimiento a las dificultades, pero también, con suerte, de cómo vamos a ganar la batalla por la verdad, la batalla por los hechos", aseguró la periodista filipina en una videoentrevista tras conocer el galardón.


"El que unos periodistas de Filipinas y de Rusia ganen el Premio Nobel de la Paz indica el estado del mundo hoy y el estado de Filipinas", aseguró Ressa, muy crítica con el Gobierno del presidente Rodrigo Duterte y que se enfrenta a varios procesos judiciales en su país, además de un total de diez órdenes de arresto en los últimos años.


La periodista ha denunciado la falta de control en las redes sociales como Facebook donde considera que se publican bulos y mensajes de odio que ponen en peligro las democracias al desaparecer el filtro que aportaban los periodistas antes de la aparición de estas redes.


"Vivimos en un mundo donde los hechos son debatibles y donde los mayores difundidores de noticias dan prioridad a las mentiras, que se difunden más rápido que los hechos. Por lo que el periodismo se ha convertido en activismo", apuntó Ressa, quien consideró que el premio no era para ella, sino para Rappler, el medio que fundó en 2012.


La periodista recordó que este medio digital de periodismo de investigación "vive con la amenaza constante de ser cerrado" por el acoso del Gobierno de Duterte y señaló además que "el periodismo nunca ha sido tan importante como ahora y sin embargo es muy difícil hacer el trabajo".


En un comunicado, Rappler dijo que el Premio Nobel de la Paz otorgado a su directora ejecutiva "no podría haber llegado en un mejor momento", en el "que los periodistas y la verdad están siendo atacados y socavados".


"Agradecemos al Nobel por reconocer a todos los periodistas tanto en Filipinas como en el mundo que continúan haciendo brillar la luz incluso en las horas más oscuras y difíciles", señaló la publicación.


Dmitri Murátov

El periodista ruso Dmitri Murátov aseguró hoy que el premio es mérito de los periodistas que murieron para defender la libertad de expresión en este país.


Los periodistas "Igor Domnikov, Yuri Shekochijin, Anna Politkóvskaya, Asatasia Baburova y Natalia Estemirova son las personas que recibieron hoy el premio Nobel", señaló Murátov en la página web de Novaya Gazeta, del que es editor jefe.


El nuevo Nobel de la Paz anunció también que donará parte del premio recibido a la fundación "Círculo de la Bondad" (Krug dobra), que ayuda a niños con enfermedades raras.


El periodista fue en 1993 uno de los fundadores de Novaya Gazeta, "una importante fuente de información sobre aspectos censurables de la sociedad rusa que raras veces mencionan otros medios de comunicación", según el Comité Noruego.


El comité recordó que desde el inicio del periódico fundado por Muratov seis de sus periodistas fueron asesinados, entre ellos la conocida reportera Anna Politkóvskaya, de cuya muerte ayer se cumplieron 15 años.


Muratov, de 59 años, se convierte de esa manera en el primer Nobel de la Paz ruso tras la caída de la Unión Soviética

Nobel de la Paz para la periodista filipina Maria Ressa y el ruso Dmitry Muratov