El ferial de San Froilán, como en los viejos tiempos

|

El recinto ferial de San Froilán se ha llenado de gente coincidiendo con el día del patrón, que es una jornada festiva en el municipio de Lugo.


Miles de personas quisieron aprovechar el buen tiempo y la oportunidad de recuperar cierta normalidad, después de que el año pasado las patronales se quedasen sin barracas como consecuencia de la pandemia.


Abarrotaron las avenidas de García Portela y Rodríguez Mourelo, también la explanada en la que desemboca la escalinata del Parque de Rosalía de Castro, donde habitualmente se ubican las casetas del pulpo.


Salvo por la utilización de mascarillas -casi todo el mundo la llevaba puesta-, el aspecto que ofreció el recinto ferial de San Froilán poco se diferenciaba del que podría mostrar en cualquier año libre de pandemia.


De hecho, en las atracciones para los más pequeños se llegaron a formar colas de decenas de metros, en las que era incluso difícil distinguir el final.


Una circunstancia que llevó a muchas familias, que ya habían comprado fichas, a guardarlas para otra jornada, con la confianza de que haya menos agobio en los próximos días. 

El ferial de San Froilán, como en los viejos tiempos