La imaginación al poder con los presupuestos participativos

Los caballitos de Méndez Núñez son una de las demandas en los presupuestos | AEC
|

El pasado lunes se cerraba el plazo de presentación de propuestas para los presupuestos participativos, que ahora se encuentran en la fase de revisión antes de que los vecinos puedan votar las mejores ideas (del 18 al 28 de octubre).


Lo que ha dejado patente esta fase de presentación es que, además de un enorme abanico de necesidades a satisfacer, los coruñeses también cuentan con mucha imaginación, y así lo han hecho ver con sus ideas.


Y es que en el apartado de “proyectos de ciudad” se han colado muchas ideas llamativas, alguna de ellas, a simple vista, poco viables, como la propuesta de instalación de un funicular que conecte Novo Mesoiro con el centro de la ciudad.


Más factible es la idea de crear una playa nudista en alguna de las calas cercanas a la Torre de Hércules, propuesta sobre la que su autor apunta que bastaría con ”poner algo de vegetación que hiciese más discreto el lugar”.


Cual playa del Mediterráneo, otro vecino ha propuesto que el Ayuntamiento cree un servicio de tumbonas y hamacas en los parques de la ciudad “para poder merendar, descansar, leer cómodamente y dormir la siesta”.


Otra vecina solicita que A Coruña emule a la británica ciudad de Leicester instalando jardines en los techos de las marquesinas de los autobuses. Por extraño que pueda parecer, se trata de una iniciativa con la que se convertirían las paradas de bus en espacios, con especies silvestres de flores, que permitirían a las abejas polinizar.


Otras propuestas

Entre las ideas más propuestas, tanto para la ciudad en general, como para los distintos distritos, están las cubiertas para los parques infantiles y aparatos de deporte de la ciudad, haciéndolos útiles en días de lluvia.


Relacionada con acontecimientos recientes, otros vecinos solicitan una partida presupuestaria para restaurar los tradicionales caballitos de los jardines de Méndez Núñez, que hace una semana volvieron a desfilar por ese espacio.


“Apadriña a túa cidade” es otra idea basada en países anglosajones como Inglaterra y EEUU. Se trata de permitir que los vecinos, de manera altruista, apadrinen espacios de la ciudad, fomentando así la conservación del entorno (donando el dinero en cuestión a esa causa) y recibiendo, a cambio una suerte de placa conmemorativa en el lugar, algo que ya se ha llevado a cabo en espacios como Hyde Park (Londres).


Otra solicitud es la instalación de mapas que permitan conocer la distancia entre puntos importantes de la ciudad en minutos andando, o en bici, fomentando así el transporte sostenible. Los coruñeses también solicitan aseos autolimpiables en los espacios públicos, así como contenedores para la recogida selectiva de plásticos.

La imaginación al poder con los presupuestos participativos