La plantilla de Vestas Viveiro se concentra ante la fábrica ante el "inexplicable" anuncio de cierre

Varios empleados de la factoría de aerogeneradores Vestas se manifiestan este miércoles en Viveiro/EFE/Emilio Pérez Vázquez
|

La plantilla al completo de Vestas en Viveiro se ha concentrado este miércoles ante la fábrica en señal de "desaprobación" ante el "duro" e "inexplicable" anuncio de cierre de la compañía, previsto para finales de año.


El presidente del comité de empresa, David Mariño, ha explicado a Europa Press que esta es la primera de una concentración que harán diariamente, de lunes a viernes, a las 10,30 horas, durante los 20 minutos que dura su descanso reglamentario.


"A día de hoy no la entendemos", ha destacado Mariño sobre la decisión anunciada por la compañía. "Estamos nerviosos, intranquilos, ante una situación totalmente sorpresiva. El anuncio del ERE fue despiadado, no hubo ningún preaviso ni señal. Nos pilló totalmente a la contra y fue un shock y estamos levantándonos poco a poco de este shock", ha subrayado.


Según indica, "la gente en la planta está intentando asimilar un poquito, dejando el trabajo en segundo plano, porque es muy difícil seguir trabajando a un rendimiento tan óptimo" como el de esta planta.


Con tranquilidad "dentro de lo que cabe", la plantilla está a la espera del siguiente movimiento, este sábado, a las 12,00 horas, en la plaza del ayuntamiento de Viveiro. Será "una primera puesta en escena" de su movilización en contra del cierre. 


Un cierre "injusto" para la Xunta

El vicepresidente económico de la Xunta, Francisco Conde, ve "claramente injusta" la decisión de cierre de la fábrica de Viveiro, ante lo que exige "implicación" al Gobierno central para "revertir" la situación.


Por su parte, Conde compromete "trabajo conjunto" con el comité de empresa y el Ministerio de Industria "para identificar cuáles son las posibilidades para poder revertir esta situación y sobre todo cuáles pueden ser las posibilidades de mantener el empleo".


"Lamentablemente la decisión de la empresa lleva a una situación límite a los trabajadores. Es una situación claramente injusta. Esperamos que haya un cambio de actitud por parte de la empresa y una implicación por parte del Gobierno", ha destacado el vicepresidente económico y conselleiro de Economía este miércoles.


A su juicio, son "las decisiones de política energética" las que "están llevando a que en Galicia se esté produciendo un desmantelamiento industrial", en este caso "de industrias vinculadas al sector eólico".

"Significa", en su opinión, "que la política energética no está acompañando a las necesidades de la política industrial". 


En pleno boom eólico

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha pedido a la Xunta "que se ponga a trabajar para evitar el cierre" de la fábrica, algo que, a su juicio, "no se puede consentir" cuando la comunidad se encuentra "en pleno boom eólico depredador".


En declaraciones a los periodistas durante una visita a Burela, Pontón ha remarcado que "no se puede consentir que se esté en pleno boom eólico depredador y que se esté perdiendo empleo en el sector eólico en las pocas industrias que había en este ámbito".


"Al margen de reclamar a la Xunta que intervenga para evitar ese cierre, también creemos que los nuevos desarrollos eólicos tienen que utilizarse para desarrollar el país, que estén vinculados con planes industriales y que en esos concursos puntúen más empresas que apuesten por que una parte del proceso de instalación de los parques se pueda producir en Galicia", ha expuesto.

La plantilla de Vestas Viveiro se concentra ante la fábrica ante el "inexplicable" anuncio de cierre