Vuelta y cinco sesiones

Borja Jiménez, dando instrucciones durante un entrenamiento celebrado la semana pasada en Abegondo | quintana
|

El Deportivo regresa esta mañana a los entrenamientos, después de dos jornadas de descanso, para ejercitarse a partir de las 10.30 horas en las instalaciones de la Ciudad Deportiva de Abegondo.


El club ha informado de la planificación semanal, aunque advierte de que es “susceptible de sufrir cambios”, y el plantel trabajará desde hoy hasta el sábado incluido, a partir de las 10.30 horas en Abegondo.


Enfermería

Borja Jiménez está pendiente de la evolución de dos de los tres jugadores que actualmente están de baja en el Deportivo. Los nombres son los de Jaime Sánchez y Álvaro Trilli. Espera que ambos se puedan incorporar paulatinamente al trabajo con el equipo a lo largo de esta semana.


Más lento ha reconocido que será el proceso de recuperación en el caso de Jorge Valín, que este verano se sometió a una operación de cadera y que la semana pasada comenzó a realizar algunas tareas junto al resto de sus compañeros.


Jaime Sánchez, que jugó de inicio ante Celta B y Tudelano, se lastimó en el calentamiento contra el Calahorra y su puesto lo ocupó Pablo Trigueros.


El zaguero andaluz se recupera de una lesión en la musculatura aductora de su pierna derecha.


Otro de los que Borja espera que regrese pronto a sumarse a la dinámica del grupo es Trilli. El lateral diestro se lastimó a principios de este mes, tras su concentración con la selección española sub 19, y sufre una lesión muscular en el psoas ilíaco de su pierna izquierda. El lateral derecho ha tenido ya varios inquilinos para suplir la baja de Trilli. 


Desde jugadores que podían ejercer en esa misma demarcación, como Alberto Benito o Víctor García, como otros que se han adaptado a esa demarcación como Adrián Lapeña o el más sorprendente, en el último partido ante el CD Badajoz, Diego Villares. El canterano, que ya había ensayado en esa posición durante los entrenamientos de la semana, jugó contra los blanquinegros en la banda diestra.


Una actuación para la que Borja Jiménez le pidió que tratase de “dar la máxima profundidad posible al equipo” y que se posicionase “abierto para ayudar a los centrales en la línea de pase”.


Presumiblemente, de cara al choque ante Unionistas de este domingo, el técnico de Ávila aún no podrá contar con Trilli con el alta y tendrá que colocar a otro jugador en esa demarcación.


No obstante, tanto preparador como equipo están mostrando una gran capacidad de adaptación a las circunstancias y esto no parece que vaya a ser una excepción de cara al encuentro en el Reina Sofía, este domingo ante el cuadro salmantino.

Vuelta y cinco sesiones