La comarca se rehace tras los múltiples desperfectos causados por la tromba de agua

Los operarios trabajaban ayer en la reparación del hipermercado de O Burgo | patricia g. fraga
|

La tromba de agua registrada a última hora de la tarde del lunes provocó numerosos daños en localidades de la comarca, desde garajes anegados hasta desbordamientos de ríos, siendo el suceso más espectacular el desplome de parte del tejado del hipermercado Gadis de O Burgo debido a la acumulación de agua.

Varios operarios trabajaban ayer en ese recinto para reparar la cubierta, mientras otros trabajadores retiraban el material dañado y limpiaban el espacio. Los problemas se produjeron, principalmente, en la zona de textil, sin provocar daños personales, recordaron desde Gadis, que mantendrá cerrado el local hasta nuevo aviso. Hasta el lugar se desplazaron los efectivos de la Policía Local de Culleredo, Guardia Civil y los Bomberos de Arteixo, efectivos que también acudieron a otros avisos por inundaciones. “De especial relevancia fueron las de la urbanización Tierno Galván (Acea de Ama) y de Fonte da Balsa (Vilaboa)”, apuntan desde el consistorio cullerdense.

En Cambre destacaron la inundación del colegio de O Graxal y en su polideportivo, además de la caída de un muro en Pravio, que obligó a cortar el tráfico. También hubo bajos inundados en la zona de O Temple, con terrazas afectadas y garajes.



Desborde de alcantarillas


Varios locales de hostelería y coches registraron también desperfectos, así como contenedores y arquetas y en el propio alcantarillado. En Bergondo las incidencias principales fueron la inundación de calles en el polígono del municipio; el desbordamiento del río Maior en Lubre o el anegamiento de varios locales comerciales y garajes en Guísamo, así como de dos viviendas en Miodelo.

A estos datos se suma el balance publicado por el 112. Así, los equipos de emergencia ayudaron a salir de un vehículo que resultó inundado por el nivel del agua de la lluvia en la AC-12, en Oleiros, a sus cuatro ocupantes, dos adultos y dos menores. Los hechos tuvieron lugar sobre las 20.30 horas del lunes y allí acudieron Guardia Civil de Tráfico, Policía Local y el Servicio de Emergencias de Oleiros.

La N-VI a su paso por Perillo también quedó muy afectada, con inundaciones en concesionarios y otros negocios. Rafael Díaz, propietario de una nave con libros antiguos en ese entorno, asegura que el agua ha dañado “por lo menos 200 estanterías”, aunque no afectó a los volúmenes.

En Cambre, además, ayer hubo un atropello en Pravio, en el que un hombre de 65 años resultó herido. 

La comarca se rehace tras los múltiples desperfectos causados por la tromba de agua