Sanidad alerta de que prácticas de contacto como los selfis han extendido piojos entre adolescentes y adultos

|

En septiembre, con el regreso a los colegios y escuelas infantiles, se produce un aumento de casos de pediculosis o infestación de piojos, especialmente entre la población infantil. Por este motivo, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha emitido un decálogo de recomendaciones donde alerta de que prácticas de contacto como los selfies han extendido piojos entre adolescentes y adultos.


Los piojos son insectos parásitos sin alas que infestan especialmente a la población infantil, adhiriéndose al cabello con el fin de alimentarse succionando sangre del cuero cabelludo. Se encuentran habitualmente en la nuca y detrás de las orejas, y se desplazan fácilmente de un pelo a otro, aunque no saltan ni vuelan.


Estas infestaciones se conocen como pediculosis y causan mucho picor e irritación del cuero cabelludo, siendo muy molestas y recurrentes. El signo más frecuente de su presencia es el rascado de la cabeza, que puede ser tan intenso que, a menudo, provoca lesiones erosivas de la zona infestada.


Consciente de esta situación, recomienda enseñar a los niños y a las niñas a no compartir gorros, peines o toallas; revisarles la nuca y detrás de las orejas; los niños y niñas con el pelo largo deben llevarlo recogido en parques de bolas o campamentos, y concienciarles de la importancia de no rascarse para evitar lesiones en el cuero cabelludo.


Por otro lado, utilizar los pediculicidas siguiendo las instrucciones de uso. A continuación, peinar con una lendrera o un peine de púas finas y fuertes, que deberán limpiarse una vez aplicado el producto. Repetir la aplicación de pediculicida a los 7-10 días y no mezclar distintos productos pediculicidas ya que puede ser peligroso.


Finalmente, recuerda que no hay que usar estos productos de forma preventiva, ya que se disminuye su eficacia; que solo deben utilizarse cuando se observen piojos vivos o liendres, y que en caso de infestaciones repetidas, utilizar repelentes de piojos.

Sanidad alerta de que prácticas de contacto como los selfis han extendido piojos entre adolescentes y adultos