El área suma 17 días consecutivos en descenso con 2.000 casos activos menos

|

El área sanitaria de A Coruña y Cee sumó ayer 17 jornadas consecutivas a la baja, en las que se restaron más de 2.000 casos activos de coronavirus.


El pasado 10 de agosto se registró la primera de las 17 jornadas de caída. Se bajaba desde los 4.619 personas con el virus en activo. Ayer, eran dos millares menos, al contabilizar el Servizo Galego de Saúde (Sergas) 2.609 casos activos.


Se confirma así la tendencia a la baja que, además, se está refrendando en las dos últimas jornadas, aunque a un nivel mucho menor, en la rebaja de la presión asistencial.


Ayer eran 83 los pacientes hospitalizados a causa del covid-19, tres menos que el miércoles y trece menos que el pasado martes, cuando el Sergas comunicaba 96 ingresados.


Del total, 78 están siendo atendidos en el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac), de los cuales 18, ante un cuadro mucho más grave, requieren de la atención de los profesionales de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).


En el plano negativo, Sanidade comunicó ayer un nuevo deceso, el de una mujer de 99 años que estaba ingresada en el Hospital Virxe da Xunqueira, en la localidad de Cee.


Contagios y altas

Mientras tanto, el número de contagios diarios volvió a caer por debajo del centenar, tras el ligero repunte notificado el pasado miércoles, cuando se contaron 114 nuevos positivos. Ayer, el Sergas comunicaba 98 personas infectadas en las últimas 24 horas.


En el otro lado de la balanza, el número de altas epidemiológicas otorgadas por los profesionales sanitarios volvió a ser elevada, al decretarse 282 curaciones.


Éstas hacen que el montante de personas que han superado el covid sea de más de 38.500 personas en el distrito sanitario de A Coruña y Cee.


Incidencia

Precisamente, la rebaja de la incidencia se está dejando notar en la práctica totalidad de los municipios de las comarcas de A Coruña y Betanzos.


Ya son tres los municipios de estas dos demarcaciones que no contabilizaron casos de covid-19 en la última semana, a pesar de tener alguna persona todavía que se está recuperando desde hace más tiempo.


Paderne rebajó su incidencia a siete días a 0 el pasado día 20, Irixoa lo hizo un día después, mientras que Aranga comunicaba ayer que no contabilizó contagios en los últimos siete días.


En el otro lado de la moneda están Oza-Cesuras y Curtis, que ayer elevaban ligeramente su incidencia a catorce días: hasta 431 casos por cada 100.000 habitantes en el primer caso y hasta 592 en el segundo.

El área suma 17 días consecutivos en descenso con 2.000 casos activos menos