Santi Balmes | “Como frontman es duro enfrentarse a un público sentado, al que no sabes si animar o no”

Oriol Bonet, Santi Balmes, Jordi Roig y Julián Saldarriaga son Love of Lesbian
|

Santi Balmes, Julián Saldarriaga, Jordi Roig y Oriol Bonet son una pequeña familia. Los barceloneses Love of Lesbian, con dos décadas de trayectoria, fueron protagonistas de un concierto histórico el pasado marzo en su ciudad y llegan con más fuerza que nunca al Morriña Fest de Culleredo, que clausurarán el día 29 presentando su último disco, “Viaje épico hacia la nada, V.E.H.N.” (abril 2021).



Presentan “Viaje épico hacia la nada”, un disco que, dicen, está lleno de premoniciones sobre lo que se nos venía encima en 2020.
Sí, el disco estaba prácticamente hecho antes de la pandemia pero la temática coincidía bastante con la situación de hoy en día. Lo que hicimos fue enfatizar algunas frases para que anclaran el disco en el momento que vivimos, pero se muestra rabia e impotencia por situaciones completamente ajenas al virus, que vinieron por agentes externos a la banda y que nos bloquearon.

Son un básico del verano gallego y, además de en el Morriña, donde han agotado entradas, tocarán pronto en Lugo. ¿Están a gusto aquí?
Yo no sé qué coño me pasa pero debo de ser medio gallego, porque me encuentro muy bien ahí. Tenéis una retranca y una manera de ser y vivir que coincide mucho conmigo y la verdad es que cuando estoy en Galicia me siento uno más, muy a gusto. 


Debo de ser medio gallego porque me identifico con vuestro carácter, con la retranca y la manera de vivir de aquí 



¿Cómo están viendo al público al tener que permanecer sentado?
Es complicado, porque la gente no sabe cómo tiene que reaccionar ante ese decálogo de buenas maneras, quieren levantarse pero no pueden, quieren alzar las manos pero no saben si molestará al que tiene al lado... A mí como frontman enfrentarme a un público sentado, al cual no sabes si animarlo, es duro. A veces la gente está a tanta distancia que se vuelve todo un poco frío y correoso.

Marcaron un hito con su concierto en el Palau ante 5.000 personas sin distancia social. Si aquello salió bien, ¿por qué ahora los festivales no copian ese formato?
Es un problema económico, depende del presupuesto que tenga un festival para hacerse cargo de tantos test. Es algo exclusivamente monetario, porque es verdad que se creó un precedente y un “libro de estilo”. El protocolo tiene que ser exhaustivo y si intentas ahorrar en cualquiera de los pasos puedes tener un problema. 


¿Cómo se les presenta 2022? ¿Tienen esperanzas en él?
Será una progresiva apertura a la normalidad pero hasta que no haya una inmunidad más elevada... Hablaba el otro día con un sanitario que me decía que en algunas zonas de mi tierra no se había presentado ni la mitad de la gente a vacunarse, y no lo entiendo. Es retrasar la solución del problema.

¿Cómo llevaron el parón de 2020?
Nos echamos mucho de menos, hicimos muchas videollamadas somos un grupo que tenemos necesidad crónica de vernos, no solo en la pandemia. 

Santi Balmes | “Como frontman es duro enfrentarse a un público sentado, al que no sabes si animar o no”