Jóvenes peregrinos europeos

|

Hace tan solo unos días los recuerdos relacionados con el trabajo de comunicador se me volvieron a agolpar. Aquellos recuerdos me trasladaron al verano del año 1999 cuando, en mi condición de director de COPE, estuve al frente de una retransmisión de largas 48 horas con motivo de la estancia en Compostela del Papa Juan Pablo II para presidir la Jornada Mundial de la Juventud, que reunió en el Monte do Gozo a más de medio millón de jóvenes que viajaron desde numerosas partes del planeta.

Ahora mis amplios recuerdos me trasladan también a una década más tarde cuando varios miles de jóvenes- más de 20.000- se volvieron a dar cita con motivo de la Peregrinación Europea. Un acontecimiento que se repetirá en los primeros días del mes de agosto del próximo año. Será la Peregrinación Europea de Jóvenes en la que, de confirmarse, por tercera vez un Papa visite Compostela. En dos ocasiones lo hizo Juan Pablo II, 1982 y 1999, y Benedicto XVI en 2010. Ahora se espera que también confirme la peregrinación para reunirse con los jóvenes el papa Francisco.

De aquellas épocas recuerdo a dos actuales monseñores, Salvador Domato Búa y Francisco Froján Madero. El primero fue el máximo responsable de las visitas papales, contando con la colaboración del segundo, y este último puso en marcha la Peregrinación Europea de Jóvenes. Uno, Domato Búa, sigue vinculado con la diócesis de Santiago en la que ejerce como canónigo y archivero, y el segundo lleva muchos años en la Secretaría de Estado del Vaticano.

En las visitas papales el voluntariado juega un papel decisivo. Los voluntarios son pieza fundamental en un engranaje al que también tienen que sumarse las instituciones, públicas y privadas. De esta conjunción y del esfuerzo colectivo se conseguirá que nuevamente miles de jóvenes se vuelvan a dar cita en Santiago. Son tiempos de recuerdos.

Jóvenes peregrinos europeos