Tráfico en la ciudad

|

La ciudad coruñesa, tiene una explosión de tráfico que se está volviendo contra la actuación municipal en un quebradero de cabeza en todos sus aspectos, tanto en el rodado, como en aparcamiento y servicios viales por donde discurre el mismo, los tramos peatonales se están convirtiendo en un axioma para la ciudad, no digo que haya algunos, pero, estimo que la pretensión de hacer una ciudad técnicamente peatonal, puede ahogar totalmente su economía.

El circular por el centro, es casi imposible a duras penas, entre paradas y atascos. Por Linares Rivas, pasan a diario miles de vehículos que se bifurcan hacía el túnel de la Marina-Parrote y otros muchos lo hacen hacia Juana de Vega, vía Paseo Marítimo, son las dos entradas y salidas principales de la ciudad en estos momentos, el caso es que, no hay alternativa, en momentos de grandes atascos y los conductores sufren en sus carnes la falta de previsión municipal. Esto acontece en muchas ocasiones en que se corta el tráfico en el centro para realizar alguna prueba deportiva, eligiendo el paso más castigado para la ciudadanía, en lugar de habilitar otros espacios como pueden ser Parrote vía Paseo Marítimo-Adormideras, por ejemplo.

Caso de accidente ó colapso del túnel de la Marina-Parrote-Montealto, los vehículos que acceden a la ciudad alta, y provienen de dichos puntos, no tienen alternativa, solo bordear el Paseo Marítimo y esta vía no es suficiente para toda la masa automovilística que mueve la ciudad, hay calles como San Andrés que se cortan los fines de semana y se arma un caos en la Plaza de Pontevedra, porque los que van hacia dicha vía no pueden acceder y tampoco retroceder, tienen que tomar Juana de Vega, en dirección salida. Esto origina un problema de situación a las personas que vienen de afuera, no conocen la ciudad y se sorprenden.

Tampoco hay solución alguna a las plazas de aparcamiento, cada vez son menos y por añadidura las plazas del centro en los aparcamientos cada vez tienen más reservadas y menos para el alquiler accidental. Lo que causa un grave problema de rodaje en la ciudad, al buscar muchos conductores donde aparcar el vehículo y hace que den vueltas, hasta lograrlo, lo que va en perjuicio del tráfico rodado y este vaya más lento y con atascos intermitentes.

A esto, hay que añadir, la nueva obra del centro de la ciudad que se avecina, al momento se sabrá como ha de quedar, los coruñeses ya están acostumbrados a que se hagan obras y queden a medio hacer, no como figura en el proyecto, se adorna y al final queda como muestra lo que iba a ser la Marina y lo que resultó ser, un fiasco en toda regla.

En definitiva, el tráfico rodado en la Coruña, es un grave problema sin solución y que se complica cada vez más por las decisiones municipales en adaptar la ciudad a un sistema peatonal, castigando a la circulación, cuando en estos momentos se están vendiendo más vehículos que nunca y las reservas se acumulan sobre las mesas de los vendedores. Añadir que el municipio cobra un impuesto de rodaje sobre unos 135.000 vehículos de la ciudad y otros 150.000 acceden por aproximación a la ciudad diariamente, habrá que dar solución a un grave problema y no complicarlo más.

Tráfico en la ciudad