No saben ganar ni perder ni ser persona

|

Para muchas mujeres inglesas la final de la Eurocopa estaba muy lejos de ser una celebración. Varios estudios indican que cada vez que juega la selección los casos de violencia machista aumentan un 26 por ciento y, si pierde, se disparan un 38 por ciento. Cientos de personas se ofrecieron a través de las redes sociales a acoger a las que temiesen pasar la noche en casa después del partido. Una cadena de ayuda a las víctimas de un montón de bárbaros que ganen o pierdan reaccionan de la misma forma: bebiendo de más y siendo menos personas. FOTO: Ingleses con ganas de bronca en Picadilly Circus | efe

No saben ganar ni perder ni ser persona