El Ayuntamiento aumentará la vigilancia los fines de semana para evitar el botellón

El Gobierno autonómico podría decretar el cierre de playas y parques de madrugada para evitar botellones javier alborés
|

El Gobierno local incrementará la vigilancia en la ciudad los fines de semana para evitar que se celebren botellones, ya que son uno de los principales focos de contagio según las autoridades sanitarias. Así lo confirman fuentes del Ayuntamiento, que, además, aseguran estar pendientes de la decisión del Gobierno autonómico sobre el posible cierre de playas y parques de madrugada para reducir la incidencia del covid-19 en los jóvenes.

Este pasado fin de semana, la Policía Local tramitó siete denunciar por botellones en las zonas de Riazor, Orzán y la plaza de Vigo. Junto al parque de Santa Margarita, son los espacios donde más incidencias de este ámbito se están localizando en las últimas semanas.



Práctica no erradicada


La práctica de reunirse en la calle para beber alcohol todavía no está erradicada, pese a que el Ayuntamiento lucha desde antes de la pandemia para lograrlo. A principios del mes de junio, el botellón incluso intentó volver a los jardines de Méndez Núñez, después de que su supresión hubiese sido una de las medidas más aclamadas que realizó Inés Rey desde que está en el gobierno.

El alza de casos en los jóvenes es un factor que preocupa a varios sectores, como el de la hostelería y el ocio nocturno. Este último, precisamente, achaca a las reuniones ilegales para beber y a las fiestas en los domicilios el incremento de contagios. El presidente de Galicia de Noite y gerente de Pelícano, Luis Diz, reconoce que esto no es algo que le sorprenda, ya que el propio sector lleva meses avisando de que esto iba a ocurrir. Demandan “sentido común”, y es que la mayoría de las discotecas de la ciudad no han abierto sus puertas por miedo a los rebrotes entre los jóvenes y temen que, si abren, se les vuelva a obligar a cerrar. En la hostelería tienen el mismo temor, y esperan que, de haber restricciones, no se les culpabilice como en anteriores ocasiones.

El Ayuntamiento aumentará la vigilancia los fines de semana para evitar el botellón