La mutación de la variante Delta aumenta su presencia en las aguas coruñesas

|

En la segunda semana de junio las estaciones de depuración de aguas residuales de A Coruña, Arteixo, Culleredo, Cambre y Oleiros detectaron por primera vez muestras con mutaciones de la variante Delta, la cepa aislada por primera vez en India y que está provocando una tendencia alcista en los contagios por toda Europa. Entonces, eran el 15% de las muestras analizadas en aquellas aguas residuales –entre el 7 y el 11 de junio– las que presentaban trazas de la mutación Delta. Una semana después –según los datos de muestras recogidos entre el 14 y el 18 de junio– este porcentaje asciende al 20,2%.


Es decir, en tan solo una semana, la presencia de la variante Delta en las aguas del área metropolitana se ha incrementado en un 35% y empieza a alcanzar la frecuencia de la variante original del coronavirus en España, que es la segunda más habitual tras la Alfa británica.


De este modo la variante Delta repite entre las que “preocupan” a los científicos de CovidBens, que señalan sus efectos en la transmisibilidad del covid-19 y también los que tiene sobre la inmunidad o las vacunas. Con todo, todavía señalan que la frecuencia de esta cepa es “baja”, frente al “media” con la que califican la variante original española y la “predominante” de la Alfa.


La principal diferencia con respecto a la semana anterior de datos de CovidBens es que frente a las muestras entre el 7 y el 11 de junio, cuando la mutación Delta aparecía unida a las mutaciones de la variante colombiana, ahora la cepa india ya es independiente y aparece en tres tipos diferentes de mutaciones. De igual modo, desaparece del informe la variante Beta (Suráfrica), que anteriormente estaba entre las preocupantes.


Además, los expertos ponen “bajo vigilancia” una variante de origen todavía desconocido y en investigación por parte del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades y que irrumpe entre las muestras en el último informe de CovidBens.


Suben los casos activos

Mientras tanto, los casos activos continúan en su tendencia ascendente y tras incrementarse en 14 ya se sitúan en 478. Además, ayer se comunicó un nuevo fallecimiento, una mujer de 72 años, que eleva a 599 las víctimas mortales de la pandemia en el área sanitaria de A Coruña-Cee.


También se incrementó la presión hospitalaria, con tres nuevos ingresos que dejan en 22 el número de hospitalizados, de los cuales 21 están en el Chuac (seis en la UCI) y otro en el hospital Virxe da Xunqueira de Cee.


El número de altas asciende a 29.943 después de las 15 decretadas ayer, mientras que los nuevos positivos volvieron a rondar los 30 como en los últimos días, en concreto, 27.

La mutación de la variante Delta aumenta su presencia en las aguas coruñesas