Colectivos Lgtbqi confían en que la ley trans permita cambiar de sexo con 12 años

Concentración de colectivos Lgtbqi delante del Congreso de los Diputados en Madrid | AEC
|

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (Felgtb), la Fundación Triángulo y Chrysallis (Asociación de Familias de Menores Trans) ven margen de negociación para que el anteproyecto de ley trans y para la igualdad Lgtbqi permita a los menores cambiar de sexo y nombre en el Registro Civil a partir de los 12 años y no de los 14.


El Gobierno ultima el anteproyecto para aprobarlo el día 29 en Consejo de Ministros y que permitirá el cambio de sexo y nombre en el Registro Civil a partir de los 14 años de edad sin necesidad de testigos, pruebas ni informes en un plazo de tres meses.


La legislación acabará así con la patologización de las personas trans y reconocerá su identidad exclusivamente con un procedimiento administrativo sencillo en el Registro Civil: la persona interesada expresará su voluntad ante el funcionario y volverá a hacerlo tres meses después para que el cambio sea efectivo.


La presidenta de Chrysallis, Ana Valenzuela, indicó que se sigue trabajando en el texto y que ve margen de mejora para situar la horquilla de edad en los 12.


“En todo momento nuestro planteamiento ha sido buscar el desbloqueo de la ley y el acuerdo de las partes”, subrayó la presidenta de Felgtb, Uge Sangil.


Las tres organizaciones celebraron que el Gobierno haya consensuado el derecho a la libre determinación del género, esto es, que una persona trans pueda cambiar en el Registro Civil su nombre y su sexo expresando su voluntad delante del funcionario, sin tutelas, informes ni testigos.


“Avanzamos en derechos fundamentales. Somos conscientes de que no será todo lo que queremos y no vamos a lograr todo lo que deseamos, pero será un avance significativo”, destacó la portavoz de Fundación Triángulo, Alaine Álvarez.


La presidenta de la Felgtb sostuvo que la mayoría de las demandas del colectivo estarán incluidas en la ley, aunque no todas, si bien se mostró convencida de que el texto mejorará durante su trámite parlamentario.


La ley prohibirá las terapias de conversión, reforzará la educación afectivosexual, incluirá el acceso de mujeres lesbianas y personas trans a técnicas de reproducción asistida y reconocerá la filiación de hijos de las madres lesbianas y bisexuales. “Hay “mucho margen de mejora”, indicó. l

Colectivos Lgtbqi confían en que la ley trans permita cambiar de sexo con 12 años