MasterChef 9: Ofelia, del amor y el odio a la victoria

Ofelia volvió a ser la protagonista del programa | RTVE
|

El inicio del séptimo programa de MasterChef ha tenido más que ver con First Date que con el formato gastronómico de RTVE. La integración en la competición de Jose, el cardiólogo murciano, ha revolucionado no solo los fogones -ya que sus dos primeros cocinados han sido excelentes- sino a algunas concursantes que beben los vientos por el médico, sobre todo Ofelia, que ha estado un poco más despistada en los cocinados.


La clásica prueba del robo de alimentos no fue fácil para la gallega a la que Dani otorgó una cesta con poco material por lo que tuvo que improvisar un postre de mango y chocolate que no gustó nada a los jueces. De hecho, durante la deliberación Jordi echó una buena regañina a una Ofelia que interrumpía la valoración del juez a uno de sus compañeros, mientras hablaba con el nuevo concursante murciano. Aún así, la compostelana se mostró cómoda y tranquila, ya que se nota que se encuentra totalmente integrada en el grupo y que sus compañeros la aprecian cada vez más. Pero la tensión no tardó en llegar y la prueba de exteriores se jugó en paralelo con la famosa repesca, que da la oportunidad a uno de los expulsados a entrar, de nuevo, en la competición. María, volvió a escena para disgusto de la emprendedora gallega que no quiso ni saludarla y la prueba se empezó a torcer para Ofelia. No solo porque su equipo fue el perdedor de la prueba de exteriores, sino porque su archienemiga, la de Tomelloso, fue la seleccionada para volver al programa como concursante de pleno derecho.






Prueba de eliminación
La gallega y su equipo volvió al foso y demostró llevar la lección aprendida saliendo airosa de la prueba que giró en torno al chocolate y en la que se premiaba la rapidez en la preparación de tres tipos de elaboraciones. Ofelia se centró y destacó por la calidad y su buen hacer con el chocolate. La presencia de María en la grada tampoco se lo puso fácil, pero a la gallega le sobró seguridad y dignidad. Lo que está claro es que vuelve la batalla entre las dos concursantes que, sin duda, dejarán grandes momentos televisivas. La peor suerte fue para Pepe que fue el concursante eliminado.

MasterChef 9: Ofelia, del amor y el odio a la victoria