El clamoroso silencio de Pedro Sánchez

|

a estas alturas ya ni sorprende que Sánchez siga callado sobre el pacto que su Gobierno ha suscrito con Bildu. En realidad, ni tan siquiera sabemos si hay un pacto, de lo que hay constancia es de que los proetarras apoyarán los presupuestos y que anuncian que van a Madrid para “tumbar el régimen”. Y, el presidente, guarda silencio. Es posible que en el fondo de su alma se sienta avergonzado y no quiera hacer un papelón similar al de Ábalos, hablando de victoria de la democracia por haber cedido a las presiones de los amigos de los terroristas que ni tan siquiera condenan la violencia y que cada vez que un asesino sale de la cárcel sin haber demostrado el más mínimo indicio de arrepentimiento, le rinden un homenaje. Casi tan grave como hacer que el castellano deje de ser la lengua vehicular en este país. Así, nos convertimos en el primer estado del planeta en el que su propio idioma no tiene ya ni por qué tener un 25% de presencia, como mínimo, en la educación de los niños. Y Sánchez, mientras, calla. Y la gente, como sucedió ayer durante su visita a Navarra, le abuchea. Y, en el fondo, él, tranquilo, al fin y al cabo sabe que le quedan otros tres años en La Moncloa. FOTO: Pedro sánchez, cuando era abucheado | europa press

El clamoroso silencio de Pedro Sánchez