Predicar con el ejemplo está sobrevalorado

|

el Gobierno local coruñés está empeñado en hacer buenos algunos de los tópicos más tópicos del refranero español. Así, son los máximos defensores de eso del “haz lo que digo y no lo que hago”. La cuestión es que a cuenta de la peatonalización de la Ciudad Vieja se ha sacado de algún cajón el eterno plan de revitalización del casco histórico. Y entre sus puntos figura, por supuesto, el de soterrar toda la maraña de cables que se apodera de los añejos edificios de la parte más primitiva de A Coruña. Por supuesto si alguien pregunta en María Pita por el soterramiento de las líneas solo obtiene por respuesta un encogimiento de hombros, ni tan siquiera un monosílabo. Es decir, que ni está ni se le espera. Eso sí, en los presupuestos se contempla una línea de ayudas por si algún vecino decide por su cuenta dar un poco más de esplendor a la Ciudad Vieja. FOTO: Cables en la fachada de un colegio en la Ciudad Vieja | Quintana

Predicar con el ejemplo está sobrevalorado