Otro zarpazo al ascenso

El Ideal Gallego-2014-04-21-001-80a5bd39
|

La tercera victoria consecutiva, holgada, cómoda y merecida, ante un recién descendido, con jugadores de Primera y con una alineación que siempre buscó la creatividad, fue la respuesta al triunfo del Eibar y al tropiezo del Las Palmas. El Depor se impuso y dio un zarpazo al ascenso.

El equipo salió a jugar la pelota desde el inicio, no podía ser de otra forma con la apuesta de Vázquez. Trenzó buenas acciones desde el comienzo, con la distribución de Juan Domínguez, que actuaba de corazón y cerebro del equipo una vez más.

El susto llegó en el minuto cuatro con un gol mallorquín que no subió al marcador, tras un saque de esquina, al ser invalidado por fuera de juego. El Depor respondió con una contra que acabó en muchos regates de Ifrán, pero en pérdida del cuero. El Mallorca no se amilanó y buscó la portería de Lux, defendiendo bien el equipo de Vázquez, menos cuando perdió la pelota en alguna ocasión. En el 17 Rabello se hacía un lío que finalizaba con un disparo balear que a punto estaba de sorprender a Lux.

El cuadro herculino recibió los envites bermellones resguardado y buscó las contras, pero las defensas se impusieron a los ataques durante los siguientes minutos. Cumplida la media hora, un centro encontró un remate peligrosísimo de Álex Moreno que se marchó sobre la portería. Después de unos minutos de tedio, esta acción despertó un poco el partido.

En el 35 el Mallorca tuvo dos ocasiones seguidas. Clarísimas. Primero disparaba Álex Moreno tras entrar por un pasillo en la frontal del área. Respondía Lux con un paradón; la pelota le quedaba a Nsué y éste, chutando impreciso, enviaba al marco buscando el palo. Volvía a parar Lux demostrando que es el mejor portero de la categoría. El cuadro balear disponía de opciones y el Depor desaparecía en ataque.

Volvió al escenario de la vanguardia en el minuto 40, cuando Ifrán era derribado en el área al llegar a un centro de Luisinho. Penalti y gol de Sissoko, que la ajustaba a la madera. En la siguiente acción los rojillos reclamaban un penalti inexistente en una jugada que, encima, acababa con un fuera de juego y un gol anulado a Nsué. Esta acción, en la que el colegiado acertó, enfadaba al equipo local, que finalizaba la primera parte con el 0-1 para el Depor, la grada abucheando a Melero López y muchos nervios. Los coruñeses encaraban el vestuario con la sonrisa del zorro en el gallinero.

Al minuto de la reanudación el Deportivo ponía distancia en el marcador. Tras siete toques después de una recuperación de Lopo, con Sissoko, Laure y Juan Carlos trazando pases para salir con la pelota por un costado, el lateral recibía una pared para centrar al área, el cuero le caía a Ifrán, que no controlaba para girarse y disparar, pero sí para que la pelota llegase Luisinho, que chutaba ajustado al palo.

El golpe era mortal. Dejaba anestesiado al Mallorca, que intentaba jugadas posteriores con más corazón que cabeza para que los de Vázquez manejasen la media a base de ayudas y muchos pases. El Mallorca hizo cambios para mudar el panorama y el Depor para refrescar al equipo. Empezó Vázquez por el delantero y siguió con la apuesta creativa tras amagar con dar entrada antes a Wilk.
Borja Bastón acertó a marcar el 0-3 en una contra en la que llegaba a una pelota servida por Juan Carlos tras pase medido de Sissoko. El público comenzaba a abandonar el recinto ante el desastre. El Depor hundía al Mallorca, que hasta coquetea ahora con el descenso.

En el 81 Luisinho protagonizaba el único momento de nervios, al tener que ser sustituido por una lesión que finalmente se quedaba en gran susto. El equipo coruñés, que había matado el partido hacía muchos minutos, simplemente lo dejaba morir. Respuesta de Primera.

1. propuesta clara para ganar el encuentro
Al igual que en la jornada precedente, frente al Recreativo de Huelva, Fernando Vázquez optó en Mallorca por un 1-4-1-4-1 con Juan Domínguez en la posición de mediocentro.

2. el gol llega tras ocasiones del mallorca
El penalti transformado por Sissoko llegaba después de un par de ocasiones claras del Mallorca. Los deportivistas no fallaban en la primera oportunidad clara que tenían.

3. sentencia en la reanudación del partido
El gol de Luisinho mató el encuentro de forma prematura en la primera jugada de la segunda parte. El 0-3 fue la losa sobre el encuentro y el Mallorca.

Otro zarpazo al ascenso