La renovación del PP se podría llamar Arenas

|

A Javier Arenas, que ya está en la tercera o en la cuarta edad, no se le puede negar el tesón, pues lleva treinta o cuarenta años intentando conquistar Andalucía y Sevilla para el PP; no lo consigue, pero él lo intenta. El señorito campeón, uno de cuyos mayores éxitos fue dejarse fotografiar en plena campaña electoral mientras un limpiabotas le lustraba el calzado, aún aspiraba en las últimas municipales a ser el candidato del Partido Popular a la Alcaldía de Sevilla, porque... “no hay más alternativas”. Demoledor. Savia nueva para la política. ¡Pero ahí sigue! Y ahora convertido en sorayista acérrimo, tanto que, según cuentan, ya anda tramando una conjura contra Casado, al que ve destronado en dos días. “Esto puede durar lo mismo que Hernández Mancha”, aseguran que sentenció mientras viajaba en el AVE de regreso a casa tras el congreso del PP. ¿Pero todo esto de la marcha de Rajoy y la elección de un nuevo presidente no iba de renovación? FOTO: arenas, de guardaespaldas de soraya | efe

La renovación del PP se podría llamar Arenas