Rajoy amenaza al Gobierno argentino con romper las relaciones bilaterales

Rajoy pronuncia un discurso en el Foro Económico Mundial celebrado en México EFE/José Méndez
|

 El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, advirtió ayer a Argentina que la expropiación de YPF “rompe el buen entendimiento” bilateral y prometió defender a Repsol porque se trata de una decisión “sin justificación alguna”.

La intervención de YPF por parte del Gobierno de Cristina Fernández centró la primera jornada de la visita de Rajoy a México, donde recibió la solidaridad de dirigentes latinoamericanos como el presidente mexicano, Felipe Calderón, o el guatemalteco, Otto Pérez Molina.

Rajoy participó en el Foro Económico Mundial sobre América Latina que se celebra en Puerto Vallarta (México), y ante centenares de líderes empresariales y políticos de la región, aunque no asistía ningún responsable del Gobierno argentino, alertó de que la iniciativa de Buenos Aires perjudica a todos.

“Afecta y mucho a la reputación internacional de Argentina”, perjudica a España, puede dañar la imagen de Latinoamérica y perjudica a Repsol, “que se ha visto expropiada sin justificación alguna y sin razón económica, porque no la hay, que explique lo ocurrido”, aseguró.

Rajoy garantizó que su Gobierno trabajará “con intensidad y perseverancia” para defender los intereses de la empresa española, “que ha contribuido al crecimiento económico y social de Argentina”, y también para defender un modelo de relaciones económicas y comerciales basado en “el respeto mutuo entre los países”.

 Esfuerzo > También expresó su preocupación por que lo ocurrido pueda perjudicar el esfuerzo que están realizando los países latinoamericanos para mostrarse como un destino atractivo y seguro para la inversión.

Aunque, en su opinión, se trata de una acción “puntual”, puede haber inversores poco conocedores de la región que erróneamente interpreten que hay riesgos en el conjunto del área y eso sería “sumamente injusto”.

“Lo que ayer le ha pasado a una empresa española alguien puede pensar que puede ocurrirle mañana a cualquier otra inversión. Eso crea un grave precedente”, advirtió antes de comprometerse a trabajar para que ese temor no se extienda.

El Gobierno de España advirtió ayer al de Argentina de que se ha ganado la desconfianza internacional al intervenir la petrolera YPF, y sufrirá consecuencias económicas que pueden ser irreparables para ese país, y explicó que trabaja ya en la respuesta que dará a esta crisis. Medidas que, en palabras del ministro de Industria, José Manuel Soria, serán de ámbito “diplomático, comercial, industrial y energético” y que, según el titular de Exteriores, José Manuel García Margallo, se aprobarán en el Consejo de Ministros.

El jefe de la diplomacia española se reunió con el embajador argentino, Carlos Bettini, al que trasladó no solo el malestar del Gobierno de Mariano Rajoy, sino también un duro mensaje: el del efecto negativo que tendrá para la economía de ese país dicha decisión.

“Argentina se ha dado un tiro en el pie”, dijo el ministro, para quien una de las repercusiones que puede sufrir ese país es la de ver “cortado el acceso al crédito internacional”.

El titular de Industria subrayó que la decisión de Argentina “no es propia de un Gobierno serio”, pero “los gobiernos pasan”, y por eso quiso distinguir las buenas relaciones que España tiene “con el pueblo argentino” de las ya deterioradas con el Gabinete de Cristina Fernández de Kirchner.

García Margallo aseguró también que el Gobierno está dispuesto a negociar sobre la expropiación “hasta la extenuación para buscar una solución a través del diálogo”.

Rajoy amenaza al Gobierno argentino con romper las relaciones bilaterales