Un diputado que tiene dignidad

|

Durante el estado de alarma todos vimos las imágenes del Congreso semivacío. Solo unos cuantos diputados comparecían en las sesiones que el resto seguía de modo telemático. Curiosamente, y pese a esa situación, el Congreso ha pagado dos millones de euros en dietas por el supuesto desplazamiento de sus señorías, desplazamiento que es más que evidente que no se produjo. Menos mal que queda algún político con dignidad en este país. Bueno, uno solo. Odón Elorza, el socialista, renunció al cobro de este dinero en un gesto que le honra pero que, por desgracia, no ha servido de ejemplo para sus compañeros. FOTO: Odón Elorza

Un diputado que tiene dignidad