Santiago estrena la primera estación intermodal de Galicia a la espera de que llegue el AVE

Feijóo, Ethel Vázquez, José Miñones, Isabel Pardo y Xosé Sánchez Bugallo, durante el recorrido por las instalaciones/EFE/Xoán Rey
|

Santiago ha estrenado este sábado la nueva estación de autobuses que supone la puesta en marcha de la intermodal de Galicia que, en todo caso, todavía está pendiente de la remodelación de la estación de tren que permita la llegada del AVE a la capital gallega.


Desde este sábado funciona “al cien por cien” la nueva estación, gestionada por el Ayuntamiento de Santiago a través de Tussa y ubicada en la remodelada calle Clara Campoamor, formando parte de la intermodal de la ciudad.


Así, la conexión con el casco urbano y con la estación de tren contigua se realiza a través de la pasarela transversal elevada, que conecta los edificios y facilita la circulación de los pasajeros.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha puesto en valor que el día de hoy hace de Santiago una “ciudad más capital” con una estación intermodal “a unos minutos de la Catedral de occidente” lo que supone “cumplir un sueño” para cualquier gallego y para cualquier compostelano.


Así lo ha señalado tras un completo recorrido en la jornada de inauguración en el que han participado la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera; el delegado del Gobierno, José Miñones y el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo.


Núñez Feijóo ha insistido en que aunque el de hoy es un día de celebración se debe todavía trabajar para “mejorar la coordinación entre autobuses y los trenes,” y para “poner en servicio el AVE completo a la meseta”.


Para ello, ha confiado en que el Gobierno dé cumplimiento a su compromiso y licite en próximas semanas las obras para la estación de tren para la que también serán necesarios los “trenes acertados para cumplir los horarios” que permitan a Galicia ser competitiva.


Con todo, el presidente gallego ha celebrado la puesta en marcha de la primera intermodal que permita combinar el transporte por carretera y el ferroviario y ha confiado en próximamente ir completando el resto de intermodales de las ciudades gallegas para ir “vertebrando una nueva administración de transporte en Galicia” con el proyecto “de movilidad más importante en cuarenta años de autonomía”.


“El transporte de este siglo se está construyendo”, ha proclamado el jefe del Ejecutivo gallego que ha señalado que “millones de personas” al año podrán disfrutar de esta nueva infraestructura que ha supuesto un reto para las tres administraciones que participaron en el proyecto.


Por su parte, Pardo de Vera también ha aplaudido la “la finalización y puesta en servicio de la estación de autobuses” que supone “un avance sólido en la intermodalidad de Santiago” después de que el Ministerio eliminase el requisito de los 3,5 millones de visitantes para la llegada del AVE a la capital gallega.


La responsable de Adif ha considerado que esta nueva infraestructura supondrá una “mejora estructural” para las personas que viven y visitan la ciudad en un momento en el que “la movilidad trasciende el concepto tradicional del transporte”.


El alcalde de la ciudad ha destacado que la puesta en marcha de esta infraestructura ha sido posible gracias a la “colaboración entre instituciones” frente a una “confrontación que, al menos en Santiago nunca trajo ningún beneficio”.


En este sentido, el regidor ha mostrado su “reconocimiento” al presidente de la Xunta por su “compromiso con Santiago” pese a que ha dicho que las gracias prefiere dárselas “en privado”.

De hecho, el paso dado hoy supone que “la intermodalidad desde este momento ya es un hecho” pese a que todavía resta que se inicie la construcción de la estación del AVE que, confía, esté concluida en el 2023 o 2024. “Y yo espero estar, no sé si como alcalde, como ciudadano o como visitante”.


Para Bugallo, el de hoy es un día importante para los vecinos de Santiago ya que esta actuación supondrá una importante transformación para el ensanche y Pontepedriña que se convierten, junto con la zona histórica, en el “centro de Santiago”.


La estación tiene un total de 25 dársenas, distribuidas en 19 para transporte interurbano y seis para transporte metropolitano, para acoger las expediciones de 221 llegadas y 224 salidas, de lunes a viernes laborables, de las distintas empresas operadoras de transporte. En la planta principal hay un vestíbulo, área de venta de billetes, información, consignas y, próximamente, servicio de cafetería y quiosco. 

Santiago estrena la primera estación intermodal de Galicia a la espera de que llegue el AVE