Incumplimiento de medidas y peleas: tónica general en las noches del fin de semana

|

A pesar de que el consistorio de la capital española asegura que el comportamiento de los madrileños durante el fin de semana de San Isidro ha sido "ejemplar" y "relativamente tranquilo" gracias al "muy amplio" dispositivo de Policía Nacional y Municipal, los datos de la Policía Municipal de Madrid apuntan que durante la noche la conflictividad se dispara y ven necesario reforzar sus dispositivos para evitar aglomeraciones, botellones y peleas.


Así la pasada festividad, que movilizó a 2.240 agentes de refuerzo, se saldó con 873 denuncias por consumo de alcohol en vía pública y otras 459 por no usar mascarilla durante ese fin de semana. 


Además, entre viernes, sábado y domingo se interpusieron 40 sanciones a locales por incumplimiento de horario de cierre o aforo superior al autorizado e incontables partes médicos por peleas y delitos de lesiones.


Esta situación de aumento de conflictividad preocupa mucho a las autoridades no solo madrileñas sino de todo el territorio nacional. Recientemente la asociación del vecinos del barrio de San Lorenzo de Huesca mostraba su hartura por las peleas y situaciones de violencia que se están viviendo e incluso su presidenta, Cristina Betrán, afirmaba que la imagen de este pasado fin de semana con varios charcos de sangre tras una pelea ha sido la gota que ha colmado el vaso y pedían más seguridad. Los vecinos de ‘La Zona’ de Logroño también daban la voz de alarma tras caer el estado de alarma por la tónica de conflictividad que ha adquirido el barrio los fines de semana por la noche. O regresando a la capital tenemos las denuncias vecinales por el aumento de las peleas nocturnas en los barrio madrileños de Chamberí o Cuatro Caminos, el cual recientemente saltaba a los rotativos por la absolución de un hombre en el Juzgado de lo Penal nº22 de Madrid al que se le pedían 3 años de prisión, y 12.000 euros de indemnización, acusado de la comisión de un delito de lesiones contra una mujer durante una pelea de madrugada a la salida de una discoteca de la calle Orense.


Para debatir con una voz autorizada en la materia contactamos con el abogado penalista Juan Gonzalo Ospina, de Ospina Abogados, considerado uno de los mejores despachos penales de la actualidad en la capital madrileña, quién ha logrado que el juzgado estime sus argumentos procesales y obtener la absolución de su cliente. En este caso concreto el abogado penalista nos remite a la sentencia para dejar claro que ha quedado demostrado que su defendido no participó en los hechos, y que el motivo por el cual se vio salpicado por la tumultuosa pelea no fue otro que las suspicacias generadas por las denunciantes, quienes han intentado aprovechar la pelea para vengarse mediante una denuncia falsa por la extinta relación laboral que mantenían con la pareja de su cliente.


Pero más allá de este caso concreto el abogado penalista subraya un aumento de las denuncias relacionadas a las fiestas nocturnas, una circunstancia en la cual hace especial énfasis destacando que: “los conflictos de madrugada, y tras realizar ingestas de alcohol, son especialmente complejos ya que suelen efectuarse en un marco de confusión donde es complicado determinar los hechos. Por ello es importante que si bien eres el agredido, el agresor, víctima de una denuncia falsa o señalado por confusión, pongas tu caso en manos de un abogado penalista con experiencia en delitos de lesiones para evitar males mayores”.


Se incrementa la violencia entre los jóvenes

Da la voz de alarme el INE destacando que cada año se abren en España 5.000 expedientes a menores por agredir a sus padres, y aterroriza la estadística de la Fiscalía General del Estado arrojando datos: más de 1.300 casos de abusos sexuales cometidos por menores en 2019.


Sin duda la violencia entre los menores se está disparando en una clara relación con los ambientes de fiesta y la noche, lo cual hace plantearse en que está fallando la sociedad, la estructura familiar y la Justicia, ya que estas conductas se producen con el Código Penal español presente, el cual establece que los menores de 18 años no tienen responsabilidad penal.


No son casos aislados, y existe una inequívoca tendencia al incremento de la violencia y delitos de lesiones entre menores, adolescentes y jóvenes. Un análisis pendiente de abordar en este país.

Incumplimiento de medidas y peleas: tónica general en las noches del fin de semana