Amistades Peligrosas regresa después de 15 años: "Se ha degradado mucho lo que es ser artista"

Amistades Peligrosas
|

Amistades Peligrosas, Alberto Comesaña y Cristina del Valle, regresa quince años después de anunciar su separación con nuevo single --'Alto el fuego'-- y con la sensación de que "se ha degradado mucho lo que es ser artista, hasta el punto de ser un producto que se puede fabricar en un programa de televisión".


"Se ha dado marcha atrás porque se ha perdido el valor de un artista con bagaje. El gran público de 30 años en adelnate no tiene un producto con el que identificarse, más allá que gente joven con una oferta uniforme como es el reguetón, como única forma de entender la música", ha señalado el dúo en una entrevista con Europa Press.


Esta nueva canción será parte de un 'Grandes Éxitos' que se lanzará más adelante en físico y digital. Además del lanzamiento, ya hay un concierto previsto para el próximo 25 de Junio en el Teatro Rialto (Madrid), y habrá una gira que incluirá también países de América Latina.


"'Alto el fuego' es una crónica marciana de los sentimientos de ambos en una noche de reencuentro (en 2019) y de ponerse en la piel de lo que nos podíamos decir el uno al otro. Está pensada para nosotros, pero eso no quita que las frases puedan llegar a gente que necesite una reconciliación: todos necesitamos ajustar cuentas con alguien alguna vez", ha señalado Comesaña.


Del Valle ha reconocido que en ese periodo de ruptura, los contactos han sido "muy esporádicos y en tiempos contados". "Todo suma, cada uno de esos contactos fueron muy positivos y creo que ahora estamos en 'un antes y un después'. Llevábamos 30 años en guerra y ahora hemos firmado la paz, es como partir de cero", ha indicado la cantante.


"Mientras no pasáramos páginas de todos los rencores, todo estaba enquistado y era más difícil para avanzar. Pero hemos comprendido que estamos los dos condenados a entendernos y a aceptar nuestras diferencias, porque eso sí, somos radicalmente distintos. Como la sociedad española: cada uno puede pensar lo que quiera mientras respete al contrario", ha indicado Comesaña.


No obstante, el regreso tras un tiempo tan largo ha provocado el encuentro con una industria discográfica totalmente distinta. "Es como esas películas de astronautas que los lanzan al espacio y cuando vuelven nada es igual. Esto no tiene nada que ver con cuando empezamos, ahora cada uno se pelea por su hueco en Internet y es como estar en una patera en medio del Océano Atlántico", ha apuntado el vocalista de Amistades Peligrosas.


EL REGUETÓN Y EL MACHISMO
Del Valle enfoca su crítica a nuevos géneros musicales como el reguetón. "Admiro a René de Calle 13, es el ejemplo claro de artista transgresor que viene de la música urbana con un compromiso político y social. Pero otra cosa es el reguetón, que utiliza un lenguaje machista y reaccionario en sus textos", ha lamentado.


De hecho, Comesaña ha bromeado asegurando que uno de los motivos de la ruptura anterior en Amistades Peligrosas fue el de unas letras machistas. "Cristina dejó de trabajar conmigo porque no aceptaba mi machismo y llegó a censurarme letras y que no las cantaba porque las veía muy machistas", ha comentado, algo que la propia Del Valle ha negado entre risas.


'REVISIONISMO' CON 'LO ESTÁS HACIENDO MUY BIEN'
"Amistades Peligrosas sigue siendo un grupo transgresor con temáticas sociales que siguen siendo actuales. Hace 30 años cantamos canciones con letras que en el ámbito de la sexualidad fueron un escándalo, pero todas iban atravesadas por la igualdad, la no violencia y el no machismo. Además, estaba compuestas con mucha elegancia y clase", ha defendido la artista.


Por ejemplo, Comesaña ha rescatado 'Me haces tanto bien', una canción que "está exquisitamente tratada y que nadie tendría problema ni en cantarla ni en escucharla". Solo ha hecho 'revisionismo' con uno de sus temas, 'Lo estás haciendo muy bien'.


"Tenía la frase 'chuparla más adentro', que ahora me da rubor hasta cantarla. Es quizás la única canción de mi repertorio que he tenido no que censurar abiertamente, pero sí cuando hay niños pequeños delante me da cosa cantarla. No es lo mismo a los 22 años cuando la compones, que estás lleno de testosterona, que ya cuando tienes hijos adolescentes", ha concluido.


Amistades Peligrosas regresa después de 15 años: "Se ha degradado mucho lo que es ser artista"