Fin de la agonía a tiro

El Deportivo no pudo pasar el fin de semana pasado de un empate insulso frente al Marino de Luanco en Miramar | alfaquí
|

Con el regusto dulce del aldabonazo moral que ha supuesto el empate (1-1) de ayer entre Racing de Ferrol y Numancia en A Malata, el RC Deportivo no debe dejar escapar la oportunidad de garantizar su plaza en la Primera RFEF del próximo curso 21-22 doblegando esta tarde en Riazor a un desmotivado Langreo.


Los herculinos, de esta manera, pueden poner punto final a una temporada para el olvido, en la que al menos acarician ya un premio menor como es la clasificación para la categoría ‘Pro’; todo ello sin tener que aguardar a una última jornada de infarto el próximo domingo en Los Pajaritos ante el tercero del grupo en discordia, el Numancia, quien amenazaría con enviar a los coruñeses al averno de la Segunda RFEF.


El cuadro herculino, que hace tres fines de semana se vio sorprendido por el conjunto asturiano en su feudo de Ganzábal, pretende resarcirse de este tropiezo y del insuficiente empate cosechado el pasado fin de semana en su visita a otro modesto astur como el Marino de Luanco (0-0).


Los tres puntos de esta tarde en Riazor ante la mejor entrada de la temporada (5.000 espectadores) serían el mejor bálsamo posible para un ejercicio agónico, en el que la escuadra dirigida por Rubén de la Barrera —tras el relevo de Fernando Vázquez— no ha podido cumplir con las expectativas creadas acerca del ascenso directo y ha tenido que conformarse con evitar el descenso al cuarto peldaño del fútbol estatal.


El preparador blanquiazul tendrá que recomponer su entramado ofensivo tras la lesión de un futbolista determinante como Keko Gontán, talismán esta campaña. Además, Borja Galán tampoco podrá estar reforzando la parcela de ataque y el central Derik está de baja hasta fin de curso.


En este sentido, con una línea defensiva prácticamente idéntica a la de las últimas semanas (Héctor dispone de papeletas para salir de inicio en lugar de Salva Ruiz), una de las mayores novedades será la inclusión de Lara en el once, después de las molestias físicas padecidas a lo largo de la semana.


Por delante del trivote herculino (Bergantiños, Villares y Borges), por la derecha actuará el extremo cedido por el Sevilla, mientras que por la izquierda el brasileño Raí tiene todo en su mano para salir de inicio, flanqueando al máximo goleador del equipo, el internacional venezolano Miku.


En el banquillo de la suplencia esperarán su turno para poder ayudar al equipo los delanteros Beauvue y Adri Castro, así como Rayco o el mediocentro internacional nigeriano Uche Agbo.


El Langreo, por su parte, ha hecho énfasis a lo largo de la semana de preparación del envite de hoy en la palabra “competir”. Y es que sin opciones para colarse entre los dos primeros del grupo, el modesto asturiano al menos pretende ofrecer una buena imagen en el municipal coruñés.


El técnico Ángel Rodríguez arrastra tres ausencias por lesión como las de Fontaine, De Baunbag y Xurde.

Riazor, con 5.000 incondicionales en las gradas, podría respirar aliviado en caso de que se imponga la lógica y que el Deportivo no desaprovecha la excepcional oportunidad que se le presenta. El acceso a la ‘Pro’ no puede escaparse esta tarde. Sería demasiado cruel para el deportivismo.

Fin de la agonía a tiro