Todo sea por el calor del público

Javier Tebas | Efe
|

Los señores de La Liga deben de estar felices con el fin del estado de alarma y la posibilidad de poder volver a tener público en los estadios. No es que a Tebas le preocupe especialmente la seguridad sanitaria –a la vista, por ejemplo, del caso Fuenlabrada– y si por él fuera llevaríamos meses con los campos llenos, pero se conforma con las cuatro últimas jornadas. Y eso si consigue que el CSD y Sanidad le den el visto bueno a su propuesta de permitir la entrada de 5.000 aficionados en cada estadio. Dice que no es por el dinero sino por el calor del público. Se ve que ahora va de tipo sensible.

Todo sea por el calor del público