El comercio local confía en aumentar el consumo en el Día de la Madre

Dos personas pasan por delante de un negocio en Oza con el cartel del Día de la Madre | javier alborés
|

El comercio de proximidad de la ciudad tiene sus esperanzas puestas en el 2 de mayo. Confían en aumentar el consumo por este Día de la Madre, sobre todo en el apartado de regalos. El presidente de la Federación Unión Comercial Coruñesa (FUCC), José Luis Boado, indica que el sector no está pasando por un buen momento, por lo que esta fecha cobra mayor importancia en esta ocasión.


“Esperamos que haya consumo y un repunte en los regalos, pero la normalidad se consigue con un consumo normal. Si la gente sigue teniendo miedo y no sale a la calle, no se gasta dinero y tampoco se genera una necesidad”, sostiene el presidente de la FUCC.


Si bien desde el sector comercial aguardan con ansias la llegada del nuevo Presco, que todavía se encuentra en trámite de negociaciones, muchos establecimientos ofrecen rebajas y descuentos en sus productos, pese a no ser temporada de saldos.


“Es una forma de dar salida a la mercancía que no se ha conseguido vender. El comercio tiene que 

responder a la falta de consumo y hay que tratar de mover el producto, porque hay que llegar a fin de mes”, aclara.


Así, Boado afirma que rebajar productos significa “tratar de dinamizar las ventas”, ya que, por el momento, “no son suficientes”.


Presco

En lo relativo al Presco, la FUCC reconoce que el Ayuntamiento tiene la intención de “sacarlos cuanto antes”, lo que supondría la ayuda que necesitan y que tan bien recibida fue en su primera edición.


“Es una aportación al cliente para estimular la movilidad de la mercancía”, asegura. También considera positiva la campaña del bono Activa Comercio de la Xunta, ya que “cualquier ayuda es bienvenida”. Sin embargo, su principal objetivo es este Plan de Reactivación Económica y Social, ya que “en su elaboración participamos todos los agentes y tenemos protagonismo directo”, dice José Luis Boado.


Los comercios minoristas que quieran adherirse al programa de la Xunta podrán registrarse a través de la web hasta el 15 de mayo de 2021. Cada persona beneficiaria dispondrá de un único bono que podrá ser usado en uno o varios de los comercios adheridos al programa. Cada tarjeta tendrá un valor de treinta euros.

El comercio local confía en aumentar el consumo en el Día de la Madre