La junta birmana se compromete al cese de la violencia contra los civiles

Manifestación de la comunidad birmana en Roma/EFE/EPA/MASSIMO PERCOSSI
|

Los líderes de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) consiguieron este sábado el inesperado compromiso de la junta militar birmana para "cesar la violencia" contra civiles y entablar "un diálogo constructivo con todas las partes".


En un comunicado consensuado tras la reunión sobre la crisis birmana celebrada en Yakarta, los miembros del bloque, incluido Birmania, acordaron cinco puntos entre los que se encuentra "un cese inmediato de la violencia" y "un dialogo constructivo entre todas las partes para buscar una solución pacífica".


Además, la junta militar birmana aceptó la intervención mediadora de la ASEAN y que un enviado especial visite Birmania para reunirse con todas las partes interesadas.


Entre los puntos aprobados por los diez países miembros no se incluye la petición de Indonesia y Singapur de liberar a los presos políticos, entre los que se encuentran la líder electa Aung San Suu Kyi y la mayoría de su gobierno.


La cumbre, primera cita internacional centrada en resolver la grave situación en Birmania, se celebró a puerta cerrada durante casi tres horas y contó con la polémica presencia del líder del la junta militar birmana, el general golpista Min Aung Hlaing.


"Birmania ha aceptado la propuesta de poner fin a la violencia contra civiles. Ha sido un éxito. Este resultado de la reunión estaba más allá de nuestras expectativas", aseguró tras el encuentro el primer ministro de Malasia, Muhyiddin Yassin.


Desde el golpe de Estado del 1 de febrero que derrocó al gobierno democrático, los birmanos han protagonizado manifestaciones pacíficas a diario por todo el país en contra de la junta militar y a favor de la liberación de los políticos electos.


La brutal represión contra estas protestas por parte del las fuerzas de seguridad ha dejado al menos 745 muertos, la mayoría por disparos de la policía y los soldados.


Los militares justifican el levantamiento militar por un supuesto fraude en las elecciones de noviembre de 2020, en las que ganó con una enorme ventaja el partido encabezado por Aung San Suu Kyi, bajo arresto domiciliario desde el golpe.


El bloque de países del Sudeste Asiático está formado por Birmania, Brunéi, Camboya, Laos, Indonesia, Malasia, Vietnam, Tailandia, Singapur y Filipinas. 

La junta birmana se compromete al cese de la violencia contra los civiles