El Ayuntamiento tala todos los árboles de la plaza de Padre Rubinos ante la alarma vecinal

Los operarios talaron y trocearon los árboles como paso previo a al construcción de la nueva plaza | quintana
|

Desde ayer, ya no se levanta ningún árbol en la pequeña plaza de Padre Rubinos, situada en la confluencia de la avenida de Arteixo con la ronda de Outeiro, lo que ha supuesto una sorpresa para los vecinos de la zona, que no esperaban que la reforma de este pequeño espacio supusiera la eliminación de todos sus árboles, cerca de diez. Las voces pidiendo explicaciones no han tardado en dejarse oír.


“Nosotros no tenemos nada en contra de que se reforme el barrio para bien– señaló una vecina– Pero se ha realizado casi con alevosía sin tomar en cuenta otras opciones, como trasplantarlos a otro sitio donde fueran más necesarios”. Sin embargo, desde el Ayuntamiento insisten en que no había otro remedio. En el informe inicial del proyecto de reforma se descubrió que los árboles de la plaza estaban en mal estado.


El proyecto para la nueva plaza reformada será más grande y contará con zonas verdes más amplias


El técnico botánico que firma el informe asegura que la causa es el “deficiente mantenimiento durante los últimos años” (las podas no se habían realizado debidamente), y las especies tampoco cumplen los “estándares ecológicos” que se exigen hoy en día. Los vecinos replican que, además, los árboles son el hogar de urracas que ahora mismo están en época de cría, que no se les puede tocar, además de espacios verdes, que no tenemos muchos”.


Información

La nueva plaza proyectada allí será más grande, dado que eliminará la calzada que rodea la zona verde para convertirá en paso peatonal, y contará con un espacio organizado en tres niveles en los que primarán los arbustos y los árboles. En el lado negativo, eso supondrá la eliminación de unas ocho plazas de aparcamiento. Sin embargo, los vecinos se lamentan de que no hayan sido informados lo suficiente del proyecto. El Ayuntamiento también rebate este extremo, asegurando que la concejala de Medio Ambiente, Esther Fontán, visitó recientemente el barrio.


.Pero eso no es todo: a los oídos de los vecinos ha llegado que la Concejalía de Infraestructuras tienen planteado realizar obras en al avenida de Arteixo, a la altura del Instituto urbano Lugrís, donde se instalará un paso de peatones, así como una rotonda a la altura del centro cívico, y como allí se levantan también árboles de buen porte, ahora los residentes temen que las obras conlleve la pérdida de lo que consideran patrimonio natural. “Si han talado los de Padre Rubinos, puede pasar”, se dicen entre ellos.


Aclaran que no se ponen a la construcción de la rotonda, ni de cualquier otra infraestructura, pero solicitan que “no se dañe el patrimonio natural en beneficio del urbanístico”. Recientemente, la Marea Atlántica había denunciado que, en lo que va de mandato, el Gobierno de Inés Rey había talado 400 árboles, a lo que el Ayuntamiento había replicado que, a cambio, se habían plantado casi 750.

El Ayuntamiento tala todos los árboles de la plaza de Padre Rubinos ante la alarma vecinal