Correa comanda la resistencia del líder

Llorente y Correa celebran el cuarto tanto del conjunto rojiblanco | efe
|

Dos minutos de oro de Ángel Correa comandaron a un Atlético de Madrid que resiste en el liderato. Su condición de cazagoles salvó al conjunto rojiblanco de una discreta primera mitad ante el Eibar, redondeada en la segunda con gol de Yannick Carrasco y dos de Marcos Llorente.


Una jornada menos para la resistencia del Atlético. “Quien no crea, que no venga”, rezaba una de las pancartas colocadas por los hinchas esta semana en su ciudad deportiva. Nadie cree más que Correa, que, tras un día desafortunado ante el Betis, resolvió con dos goles en 114 segundos ante un Eibar que se había mostrado sólido hasta entonces.


Sin su pichichi, el uruguayo Luis Suárez (19 tantos), y sin su jugador de más talento, el portugués Joao Félix –ni Thomas Lemar, por segundo partido fuera de la convocatoria a última hora, esta vez por una tendinitis—, el Atlético sacó partido de la reivindicación del ‘10’ argentino en una primera mitad gris, redondeada por Yannick Carrasco en una carrera tras el intermedio, y por dos tantos de Marcos Llorente ya contra un rival rendido.


El retorno del madrileño tras su sanción era una de las pocas buenas noticias previas, y como consecuencia volvió su sociedad por la banda derecha con Trippier, que entró al once por las molestias de Vrsaljko. También tuvo mérito el brasileño Renan Lodi, titular por las molestias de Mario Hermoso, y que recordó por momentos al lateral profundo del curso pasado.


La goleada da aire y moral a un líder que había retornado al Wanda Metropolitano sin margen para el error. Los cinco puntos perdidos de seis posibles en la doble visita a Sevilla —en total no ha sumado 16 de los últimos 33—, habían dejado a Real Madrid a un punto y al Barcelona a dos. Y el Sevilla minutos antes se había situado a tres ganando a la Real Sociedad. El 5-0 fue la respuesta.


Una ‘manita’ que se antoja un castigo excesivo para un Eibar que encadena con este catorce partidos sin ganar. 

Correa comanda la resistencia del líder