El Gobierno prevé empezar la reforma fiscal por la tributación empresarial

La ministra de Hacienda María Jesús Montero | EMILIO NARANJO
|

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, presentó este lunes el Comité de Personas Expertas para la Reforma Fiscal, el primer paso para la reforma fiscal que la también portavoz del Gobierno quiere iniciar con la modificación de los impuestos que gravan los beneficios empresariales y la riqueza.


El Comité, formado por 17 profesores y catedráticos expertos en derecho tributario, economía y hacienda, tiene el encargo de elaborar un Libro Blanco sobre la Reforma Tributaria, que tendrá que presentarse antes del 28 de febrero de 2022.


Sin embargo, Montero instó a los expertos a trasladar sus primeras conclusiones a medida que avancen los trabajos, con el objetivo de incorporarlas a los Presupuestos de 2022 y a la reforma de la financiación autonómica, uno de sus objetivos prioritarios.


De esta manera, a medida que el Comité "vaya aportando todas aquellas cuestiones que crea que pueden ser de interés", el Gobierno "tomará nota", las someterá a discusión y estudiará su posible puesta en marcha si lo permite el momento económico.

Estas primeras aportaciones "formarán parte del análisis político para que la implementación sea lo más rápida posible", defendió, "siempre escuchando al sector económico".


Entre los aspectos que podrían formar parte de estos primeros pasos de la reforma fiscal figura el impuesto de sociedades, que actualmente tiene "bajo rendimiento" y cuya modificación se encuentra sometida a debate a nivel internacional tras la propuesta estadounidense de fijar un tipo mínimo en todo el mundo.


"Cada vez más países" apuestan por un acuerdo para el impuesto de sociedades, señaló Montero, que no obstante advirtió de que si no se producen avances el Gobierno de España aprobará sus propios cambios como ya hizo con el impuesto digital.


Otras figuras tributarias que, a su juicio, deberían modificarse en una primera fase son las "vinculadas a la riqueza", como los impuestos de patrimonio y sucesiones y donaciones, para evitar que la descentralización "deje vacíos" algunos impuestos.


El Libro Blanco sobre la Reforma Tributaria consistirá en un análisis de todo el sistema tributario, tanto desde un punto de vista económico como de equidad, con atención a las tendencias internacionales en cuestiones como la fiscalidad verde o la digital.


De hecho, según detalló Hacienda, las materias fundamentales del trabajo serán la fiscalidad medioambiental, la imposición societaria, la tributación de la economía digitalizada, la fiscalidad de las actividades económicas emergentes y la armonización de la tributación patrimonial.


En su intervención, Montero animó al Comité a "imaginar" un futuro en el que las figuras tributarias logren legitimidad y aporten recursos suficientes para sufragar las políticas públicas e impulsar la transformación del sistema productivo, al tiempo que cierran la brecha de recaudación con la Unión Europea.


El presidente del Comité, el catedrático emérito de Economía Aplicada de la Universidad Rey Juan Carlos Jesús Ruiz-Huerta destacó que su labor consistirá tanto en hacer un diagnóstico de la situación como de "proponer alternativas viables de reforma".


El Comité está formado, además, por un secretario -el director general del Instituto de Estudios Fiscales, Alain Cuenca- y 15 vocales: Fran Adame, Antonio Agulló, Olga Cantó, Laura de Pablos, Santiago Díaz de Sarralde, Xavier Labandeira, Santiago Lago, Guillem López Casasnovas, Julio López Laborda, David López Rodríguez, Carlos Monasterio, Saturnina Moreno, Violeta Ruiz-Almendral, María Teresa Soler y Marta Villar.

El Gobierno prevé empezar la reforma fiscal por la tributación empresarial