Nos contaron todo los cuentos

|

...Y durante años nos ocultaron la historia. España es diferente, que decía Fraga, y tanto que lo era. Vamos atando cabos: Franco y oros militares, con el apoyo de la CEDA y la Falange. Una guerra fraticida donde se cometieron toda clase de brutalidades, dio paso a una dictadura de casi medio siglo y todo quedaba atado y bien atado. Una curiosidad en medio: de los tres dictadores que lucharon contra la democracia, solo quedó Franco con mando en plaza.


Como España era diferente, Fraga monta un partido con aquellos siete magníficos que procedían todos de altos puestos del gobierno franquista. Otro partido, UCD, recogía a una serie de cargos en el sistema y el PSOE abandonaba el marxismo, por lo que se ve el republicanismo y del PCE salían de las cárceles los que sobrevivieron de la guerra y de la lucha clandestina.


En el país siguió la maquinaria institucional con los mismos que habían estado con el régimen fascista tanto en la docencia como en la milicia como en la judicatura. Se puede comprobar a diario. Nos queda la prueba del nueve con esos que, en una conversación privada según un tribunal, pedían fusilar a millones de españoles.


Y curiosamente ahora, esos que se han burlado a la democracia unas veces y aprovechado de ella en más ocasiones aseguran que eta es una democracia plena mientras desde el PSOE repiten que si pero… mejorable.


Y por eso se consiguió aprobar la ley que permite una muerte digna y que, al revés de las mañas de la derecha, no es obligatorio. Ni divorciarse ni otras tantas que se dirigen a una ciudadanía adulta.

Desde un extremo del hemiciclo se ha dicho que hay varias derechas y una es la cobardica. Otra es la derechona de pelo en pecho en busca del gobierno que padecimos hace ochenta años…


Lo que no nos dicen es que hay una derecha que pide lo peor para su país pues “es lo mejor para ellos”. Una derecha que vivió del cuento –convertido enseguida en falso relato– pero que esconde su lado oscuro. Por eso inventó la policía salida de la caverna, pues dinero –en la caja B del PP que es eso y no la caja de Bárcenas– hay “dabondo”.


Nos contaron todos los cuentos a la vez que dejaban vacía la caja común y destruían los servicios sociales. Hagan ustedes las cuents. 

Nos contaron todo los cuentos