Cinco brunch indispensables para los amantes de los desayunos tardíos

Imagen de un brunch
|

Tomarse un brunch es uno de esos placeres que se ha puesto de moda en la ciudad en los últimos años y que, incluso con pandemia de por medio, se ha convertido en un imprescindible de las quedadas de los fines de semana en A Coruña. Aunque en la actualidad las restricciones han limitado mucho los encuentros para el brunch, algunos locales han optado por el servicio delivery para que los clientes no pierdan las buenas costumbres. El brunch no es ni desayuno, ni comida, pero lo es todo al mismo tiempo. Un sinfín de propuestas gastronómicas que van desde la tostada más mediterránea, pasando por los huevos benedict -bocado obligado para los más puristas- a las propuestas más golosas como los pancakes o los gofres bañados con chocolate y fruta fresca son algunos de los must que todo brunch debe tener. Desde Gastroideal hacemos un repaso por cinco establecimientos que ofrecen esta comida de “entre horas” para los amantes del brunch.


Ingocco


WhatsApp Image 2021 03 10 at 11.56.58 copia


Ingocco (C/ Padre Feijoo, 6) ha diseñado con sus innovadoras propuestas gastronómicas un brunch contundente que es difícil llegar a terminar. Para cualquier hora, ya que se puede tomar desde la mañana hasta las 20:00 horas de la tarde en el local, lo componen cuatro platos salados, cuatro dulces, un zumo de naranja natural, un café y un cocktail de cítricos con un espumoso que colabora en la transición entre los salados y los dulces y que en el servicio a domicilio tuvo que ser sacrificado por la imposibilidad de que llegase bien. “Queríamos hacer algo creativo y que sientas que estás comiendo”, afirma Sandra Pérez, gerente del local. ¿Algo que no podría faltar nunca en el brunch? Lo tiene claro. “Los huevos benedict y los pancakes”, añade la hostelera. Aunque pocos pueden resistirse a las tortitas con plátano y salsa de tofe o a el pan de cristal con rúcula, aguacate y salmón marinado. El menú tiene un precio de 18 euros por persona. El servicio delivery cuenta con una presentación que alimenta.


Habaziro


9956AFBB FFAF 48EA B534 5757C9D5C4F0


En medio de la pandemia Habaziro (C/ Rúa Luis Quintas Goyanes, 2) se lanzó al servicio a domicilio con su brunch, que aunque es susceptible de que el cliente pueda hacer algún cambio, consiste en dos platos salados compuestos por un bagel de cheddar y bacon y una flauta de salmón y aguacate. A estos bocados se le suma la especialidad de la casa, el dulce con dos piezas de bollería. “Apostamos por el croissant de avellana y el glaseado, ya que nos parecían diferentes”, explica Ana Morales. Las viandas van acompañadas con un zumo de naranja natural y como colofón una porción de Habaziro Cake que lleva una mousse de 64% de cacao con una crema de vainilla y toque de avellana, la tarta más característica del obrador del pastelero Pablo Morales. Por 16,95 euros los apasionados del brunch pueden disfrutar de esta propuesta del local del barrio de Matogrande.


La Cantera


FB IMG 1587822976950



El brunch de La Cantera (C/ Ciudad de Lugo, 36) podría definirse como una sucesión paulatina de acontecimientos sobre la mesa a cuyo final solo llegan los más valientes. El festín comienza con una fuente de embutido y otra de fruta fresca, a las que acompaña un yogur casero cremoso y todo lo necesario para disfrutar de unas tostadas tradicionales con una gran variedad de toppings: queso fresco, mantequilla, mermelada casera, aceite, tomate o nueces. A estos “entrantes” les sigue un croissant casero y los imprescindibles huevos benedict con salsa holandesa, que hacen con un poco de ajo negro. La chef Jéssica Taibo completa la secuencia o bien con unos huevos rancheros con pisto y jamón a la plancha y una salsa de queso picante -para los días más fríos- o una propuesta más fresca para cuando aprieta el calor, compuesta por una ensalada con pimiento crudo sobre la que reposa un cestito crujiente. Y, por si todo esto fuera poco, de colofón su deliciosa tarta de queso. El brunch se acompaña por café, zumo de naranja o una mimosa, un cocktail de vino espumoso. El menú es de 17,50 euros por persona.



Fire Capitano


Fire capitano


El brunch de Fire Capitano (C/ Federico García, 2) es perfecto para disfrutar en su cómoda terraza. Compuesto por ocho variedades dulces -entre las que no faltan la fruta, la bollería, el muesli, el yogurt o la ricotta con miel y nueces- y cinco salados, entre los que destacan los paninos salados, los tagliere di verdure o la tradicional tortilla de patata, el brunch se acompaña de un zumo de naranja natural, un café que se hace delante de los comensales en cafetera italiana y una selección de aguas minerales. El menú tiene un precio de 14 euros y puede mejorarse con extras como la cheesecake, el provolone o con una variedad de bebidas premium entre las que destacan el smoothie Milky Way o Pura Frutta; el Bloody Marie o un Spumant3e Prosecco. El brunch del Fire Capitano es perfecto para celebraciones, desayunos corporativos o reuniones de empresa, por supuesto, cuando se pueda recuperar la normalidad en cuanto a reuniones sociales. Dispone de pantalla en la que se puede proyectar.


Miss Maruja


WhatsApp Image 2021 03 12 at 08.10.41





Para los que quieran ir a tomar el brunch con su mascota deberán reservar en Miss Maruja (C/ Zalaeta, 4), ya que es un local pretfriendly. Allí se sirve todos los días a cualquier hora del día. El menú está compuesto por cinco elementos: un zumo de fruta natural, una bebida caliente, un yogur con fruta, muesli y miel; un plato dulce y otro caliente completan el festín.  En Miss Maruja están especializados en el huevo poché, de hecho, su bestseller es la tostada de aguacate con huevo poché, aunque le siguen cerca la de humus o la de huevo frito con jamón. El dulce es todo casero, los bizcochos y tartas ponen el broche de oro a una experiencia gastronómica que sus creadores definen de “artesanal”, ya que la mayor parte de las elaboraciones las hacen a partir de materia prima en su obrador. El precio del brunch de Miss Maruja va de los 12 a los 14 euros.

Cinco brunch indispensables para los amantes de los desayunos tardíos